Sistemas de Construcción Ecológica

8 Comments

Hemos tardado mucho en animarnos a escribir este artículo, por lo polémico que resultará desmitificar leyendas arraigadas y derribar tabúes que persiguen a la técnica del Superadobe, y que son aplicables también a otras técnicas en el ámbito de la auto-construcción. Aquí va, sin embargo, este texto que intenta replantear algunas ideas preconcebidas y otras que han ido gestándose sin mala intención, pero que causan desinformación para las personas que eligen la opción de construir su casa con tierra. Este artículo no pretende desanimar a nadie, sino, por el contrario, abrirle la mirada a una percepción más cercana a la realidad, que nos permitimos transmitir después de años de experiencia construyendo y formando a personas para que puedan construir su casa con tierra y con sus manos.
 
 
Construir una casa de Superadobe es muy fácil, leo un libro y me la hago
 
Hay personas que nos escriben para hacernos algunas consultas técnicas como paso previo a la construcción de su propio proyecto. Al preguntarles por su formación nos dicen que han leído algún libro y visto algún vídeo. Algunas incluso carecen de experiencia previa en construcción, albañilería o alguna actividad que les proporcione recursos y habilidades de apoyo. Lo cierto es que cuando llega la hora de la verdad, surgen muchos inconvenientes naturales cuando no se ha hecho algo antes.
En primer lugar les diría a estos intrépidos valientes, que leer uno o más libros sobre Superadobe aunque estos provengan de fuentes adecuadas, no es suficiente formación como para pasar a la práctica de construir una casa de 40, 80 o más metros cuadrados con garantía de no sufrir algun error, más o menos grave. Estas indicaciones están pensadas para la construcción de pequeños domos-refugio, en caso de emergencia. Una vivienda requiere domos mucho mayores a lo que sería el tamaño de una tienda de campaña. Cada cúpula que forma parte de una casa, requiere entre 30 y 40 toneladas de material, que descansarán sobre nuestras cabezas y las de nuestra familia; y aunque lo hagan reposando en la forma estructural más estable que existe en la naturaleza -el arco y la cúpula- hay que saber cómo construir adecuadamente este arco y cúpula, según la técnica elegida para ello. Es invaluable un entrenamiento previo, conocer las medidas de seguridad al construir, la forma de asegurar la integridad estructural, los principios básicos de diseño, valorar el esfuerzo que supone construir un domo con tus manos.... Estas percepciónes son fáciles de obtener, en tan solo 10 o 15 días, asistiendo a un curso previo al inicio de nuestro proyecto particular.
Asistir a un curso de Superadobe antes de enfrentarnos a la construcción de nuestro ogar de tierra es una decisión inteligente; nos entrenamos en los conocimientos teóricos y prácticos sobre este tipo de viviendas, en un entorno seguro, monitorizado por especialistas, de tal manera que los posibles errores derivados de la falta de experiencia no serán trasladados a nuestro proyecto personal, con el consiguiente ahorro de costes, tiempo, esfuerzo y mejora de la seguridad de nuestra casa.
Hacerme yo mismo una casa de Superadobe no requerirá mucho esfuerzo
Es cierto que no necesitamos entrenarnos físicamente como hizo Rocky en la película cuando preparaba el campeonato de boxeo, pero sería un error negar que construir un hogar de tierra supone un reto físico, no importa la técnica elegida. Este proyecto requerirá todo lo mejor de ti, tu entusiasmo, energía, corazón, aptitud mental y bastante esfuerzo físico. Es más, el propio proceso de construcción fortalecerá tu mente y espíritu, la hará una persona más resolutiva y llevará tus límites mucho más allá de lo que nunca imaginaste. El que algo quiere, algo le cuesta. La recompensa es indudable.
"Edificar con Earth-Bag implica ser determinante. Determinante porque sólo los valientes adoptan un método de construcción diferente a lo convencional. Determinante porque la gente construye casas con esta técnica recién aprendida. Y determinante porque los materiales son básicos, elementales y primarios" - Gernot Minke -
 
Voy a hacerme una casa yo solito
​El Superadobe es una técnica de construcción ideada para el trabajo en equipo​.
Solo es necesario que una persona que haya sido entrenada correctamente en la técnica, para poder enseñar a otras, y generar un equipo capaz de construir una casa: tus amigos, hermanos, familia... Las personas con más dificultades físicas o menor resistencia pueden hacer algunos trabajos que no requieren de una gran fuerza física, y que son tan importantes en la cadena de trabajo como cualquier otro. Cada acción que contribuye al flujo de trabajo cuenta y favorece la sinergia. Hay tareas para todos, desde trasnportar una carretilla cargada, hasta traer agua fresca al que parece más acalorado. Es una técnica integradora, en la que todos tienen cabida, y esto hace que el trabajo de construir se convierta en un verdadero disfrute.
La persona que decide construir sola, tendrá que hacer el rol de al menos otras dos personas, lo cual resultará agotador, frustrante y aburridísimo. Una parte muy importante del espíritu con el cual fue creada la técnica de Superadobe por Nader Khalili, es el poder del trabajo en equipo. El Superadobe nos ofrece una oportunidad prefecta para que podamos demostrarnos nuestra capacidad para funcionar en equipo, que funcionemos buscando el bienestar de nuestro compañero, el bien común, que pongamos nuestro afán de superación en generar armonía dentro de un colectivo. Ese es el verdadero espíritu del Superadobe; buscar la sinergia en el grupo; el 'unidos somos más'.
 
Los revocos son lo más sencillo de todo; lo recubro todo de barro y ya está
Craso error. Obtener un revoco resistente a la erosión del agua y los impactos, impermeable y al mismo tiempo transpirable, no es una tarea tan simple. Es necesario, como el cualquier cosa bien hecha, aplicar una técnica, un método y seguir una serie de pautas, una sabiduría vernácula lograda tras la experiencia de muchos constructores del pasado... para concluir con éxito esta etapa de la construcción de nuestra casa.
Nada es subestimable. Cada sistema de bioconstrucción requiere de una adaptación de revocos, el empleo de la cal, la manera de obtener una buena impermeabilización, sin futuras humedades, agrietamientos, abombamientos en el revestimiento. Hay profesionales especializados en acadados naturales con más de 30 años de experiencia, que han forjado su saber a base de estudio e investigación continua, y una basta experiencia práctica. Pretender atajar en tan solo unas horas de lectura y visualización de varios vídeos, no nos garantiza el éxito en esta fase de la construcción de nuestra casa... aunque podría ser que si. Si no quieres dejarlo al azar, fórmate con unos buenos profesionales en ésta materia, o contrata sus servicios para garantizar la calidad final de tus acabados.
Una casa de Superadobe es baratísima
​Existe una idea muy extendida de que hacerse una casa de tierra es muy muy barato, y en realidad si que lo es, siempre que utilicemos la tierra del lugar, la extraigamos a mano, y construyamos nosotros mismos toda la casa.
Cuando compramos la materia prima, o bien contratamos una máquina extractora para evitar este gran trabajo, y emplear así nuestros esfuerzos en la construcción de nuestro proyecto, los costes empiezan a sumar. Una casa de Superadobe requiere la movilización de una gran cantidad de toneladas de tierra, su análisis, extracción, cribado, transporte y preparación a pie de obra, etc.) solo antes de ser introducida en los sacos. Esto conlleva mano de obra, conocimientos y recursos, que se traducirán en costes para el propietario de la vivienda, o bien en una buena cantidad de trabajo y tiempo para el mismo, con un presupuesto mucho más  económico.
Finalmente, si hacemos un presupuesto realista de una casa de Superadobe construida por un equipo técnico, el precio del m2 rondará los 650 €/m2, y el precio final con todos los acabados incluidos puede alcanzar los 950 a 1.100 €/m2, pudiendo variar, a mayor, si estos acabados son más exclusivos o hay algún tipo de necesidades técnicas no estándares, o menor, si somos unos amantes del reciclaje y los trabajos manuales.
Cada acción de auto-construcción contribuirá al abaratamiento de los costes finales de ejecución. Si contratamos todos los servicios de construcción, de principio a fin, el precio por m2 construido es muy similar al de la construcción convencional, aunque con muchas ventajas constructivas que lo convierten en una inteligente elección: excelente comportamiento bioclimático, con el consiguiente ahorro en costes de climatización tanto en verano como en invierno - que puede cuantificarse en más de 2.000 € anuales para un hogar medio -, resistencia anti-sísmica a terremotos de gran magnitud (testados por medio de simulaciones y auditados por el Comité Anti-Sísmico de California en el Instituto para las Artes y la Arquitectura en Tierra Cal-Earth; recientemente ha habido domos que han resistido en perfecto estado estructural los dos terremotos consecutivos de Nepal, de escalas 7.8 y 7.3 respectivamente), resistencia a otros agentes naturales como huracanes e inundaciones, protección antibalas, aislamiento acústico y electromagnético, contra todo tipo de ondas externas no deseadas, excelente feng-shui, etc.
 
Una casa de Superadobe es una excelente opción para construir un hogar sano, seguro, armónico y con una relación calidad-precio muy favorable; incluso si desmitificamos algunas leyendas no muy exactas.

El 25 Abril 2015 hubo en Nepal un terremoto de magnitud 7.8 en la escala Richter y pocos días después, el 12 de Mayo, se produjo un nuevo terremoto de intensidad 7.3, con un balance de pérdidas humanas que asciende a 8.461 personas; 416.359 viviendas quedaron destruidas.

Hace algo más de 7 años, en 2006 la compañía inglesa Small-Earth construido más de 40 domos a 8 millas al norte de Kathmandú (Nepal), para un centro de caridad del Reino Unido, que alberga a algunos de los niños sin hogar de la ciudad. El orfanato es el hogar para más de 90 niños y sus cuidadores. 

Tras los terremotos sufridos en esta zona, se ha reevaluado el estado de las construcciones de la Aldea Infantil Pegasus y se trabaja actualmente para su reparación y mantenimiento, bajo la supervisión del equipo de ingenieros del Ministerio de Educación de Nepal. Todos los cuidadores y niños de la aldea está bien y seguros tras los terremotos. Las cúpulas se encuentran es perfecto estado estructural, a excepción del agrietamiento en la superficie de los revestimientos y la rotura de las ventanas de cristal - según informan desde Proyecto Pegasus.

Sin embargo , el gran edificio de ladrillo construido en el centro de la colonia es ahora estructuralmente inseguro. En el pueblo situado por debajo de la colonia, 17 personas han muerto, se han derrumbado 15 casas y muchas otras están muy dañadas, con los aldeanos durmiendo bajo lonas en los campos.

Más info y donaciones a través de Pegasus Children's Project

Tras el desastre, la organización New-Earth UK, liderada Iliona Khalili,esposa y socia del creador de la técnica de Superadobe, Nadel Khalili,se ha trasladado a Nepal para adiestrar a la población local en la construcción de estas viviendas anti-sísmicas. En este proyecto, en el que han participado varios de los componentes de New Earth UK, así como alrededor de unos 50 voluntarios, se ha construído una nueva casa para una familia local de la localidad de Lanagol.

Esta organización está en plena campaña de ayuda a los afectados parasu entrenamiento en la construcción de sus nuevos hogares anti-sísmicos de tierra. Las aportaciones que podamos hacer a esta causa irán destinadas a los materiales de construcción de nuevos hogares y a la formación de más personas locales para que entre todos los vecinos se puedan ir levantando las viviendas destruidas. Cualquier pequeña ayuda, se transformará en un gran impacto de bienestar para los afectados. Para hacer una donación: New Earth UK Donations

Guardar

Guardar

Guardar

Domoterra participará en las Jornadas Formativas 'Construyendo con la Tierra Hoy' que organiza la Universidad de Granada, junto con la Fundación CICOP y la Asociación Nacional del Patrimonio, durante los meses de Febrero y Marzo.

Estas jornadas tienen como objetivo el acercamiento de las técnicas de construcción con tierra al mundo académico y profesional, de la mano de distintos profesionales y estudiosos de diferentes técnicas de arquitectura en tierra, como el COB, tapial, el adobe tradicional, las balas de paja o el superadobe.

Van dirigidas a estudiantes y titulados en Arquitectura, Arquitectura Técnica y Aparejadores, Geología, Física, Química, Ingeniería, Arqueología, Bellas Artes y Restauración, así como a profesionales sin esta titulación específica, que reunan experiencia en materiales de construcción y en restauración de edificios históricos.

Más info e inscripciones en el Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Fundación CICOP

El sistema constructivo de Superadobe, es una proyección moderna del adobe tradicional, al que se han integrado tecnologías actuales, para su evolución y mejora. Consiste en crear ladrillos circulares con sacos tubulares rellenos de tierra estabilizada con cal. Los sacos son compactados y dispuestos en hiladas para construir muros estructurales y de cerramiento. La forma de cúpula (domo) que generalmente adopta la estructura, le confiere mayor resistencia y resuelve tanto la fachada como la cubierta con un mismo sistema.

Los sacos rellenos se disponen por hiladas en torno a un centro. Se usan 2 compases, para generar cúpulas ojivales, más estables que las semicirculares. Entre cada capa se coloca un cable de alambre de espino galvanizado. El resultado es una estructura que trabaja a compresión, por efecto de su enorme peso, así como a tensión, debido al trabajo del alambre. La estructura es flexible y al tiempo que resistente.

¿Qué ventajas directas tiene para mi elegir este sistema constructivo para mi casa?

Resistencia Estructural. El sistema se fundamenta en la geometría del arco y la bóveda, las estructuras más estables de la Naturaleza ya que trabajan en armonía con la gravedad, la fricción, la exposición mínima y la compresión simple, sin esfuerzos tangenciales.

El domo es una unidad estable y resistente a esfuerzos y tensiones repentinas, como la componente horizontal de un movimiento sísmico, o las cargas vivas que soportará a lo largo su vida. Su estructura solidaria lo hace muy resistente y duradero.

Comportamiento Bioclimático. Debido al espesor de sus muros de tierra, estas casas ofrecen un excelente comportamiento térmico, resultando cálidas en invierno y frescas en verano. Necesitan muy poca energía para calentarse y prácticamente ninguna para refrigerarse.

La tecnología de climatización pasiva y ventilación natural permite una reducción de las necesidades energéticas de la vivienda, estimadas de un mínimo de 1.500 €/anuales.

Aislamiento Acústico y Electromagnético. Los muros elaborados con tierra ofrecen un elevado aislamiento acústico ya que la tierra no transmite bien las ondas, resultando una eficaz barrera contra los ruidos indeseados y creando espacios saludables y limpios de cualquier radiación exterior, tales como líneas de alta tensión, antenas de telefonía, etc.

Están a salvo del deterioro producido por la carcoma y otros xilófagos. Su mantenimiento es mínimo y su capacidad de duración, ‘eterna’. Ecológicas y saludables para el medio ambiente y para sus habitantes, con todo lo que ello comporta: mejor rendimiento intelectual, calidad de sueño, etc. Sus muros en tierra y cal, permiten la transpiración natural de la estructura, evitando condensaciones y humedad, y filtrando olores y partículas de polución debido a la presencia de arcillas.

El sistema ha superado los test anti-sísmicos más exigentes, bajo la supervisión de la Comisión para la Seguridad Sísmica de California (ICBO). Está admitido por el Código de Edificación Técnico de este Estado (de los más estrictos a nivel mundial).

Edificaciones ignífugas, al estar construidas con tierra, cal y revocos igualmente ignífugos. Por su solidez extrema y su diseño hidrodinámico, resisten mejor que ninguna otra construcción las inundaciones. Además, este sistema constructivo que no genera escombros ni residuos de obra. Es posible el reciclaje del 100% de todos los residuos generados durante el proceso. Favorece el uso de materiales locales. Sin sobrecostes ni impacto energético derivado del transporte, son idóneas para la optimización de costes y recursos cuando se construye en lugares recónditos y apartados, o de difícil acceso.

Son casas de diseño orgánico, redondeadas, integradas en el paisaje, con interiores diáfanos. Su belleza estructural invita a una decoración minimalista, neta y ligera y a la utilización de materiales nobles y naturales en sus acabados, para una calidad y comfort excepcionales.

En este post os mostramos paso a paso el proceso de construcción de una bóveda de entrada sin molde se sujección para los arcos.

Este sistema de construcción de bóveda sin cimbra se remonta a la cultura Caldea y Asiria, donde desarrollaron un sistema de construcción de bóvedas falsas construidas por medio de ladrillos en arco apoyados sobre hiladas inclinadas. Los colocaban aún húmedos y sin argamasa, uniéndose por las fuerzas de tensión capilar debidas a la succión de la hilada seca. La generatriz resultante es bastante apuntada y peraltada.

En nuestro caso, vamos a crear una bóveda mediante arcos apoyados o inclinados (leaning arches), utilizando sacos rellenos de adobe estabilizado con cal, que compactaremos una vez rellenos, y alambraremos entre cada hilada inclinada, para evitar el deslizamiento de los sacos. Para construir un arco inclinado, primeramente colocamos dos sacos cortos que se apoyan en el contrafuerte y paredes de la cúpula. Después colocaremos dos sacos más largos sobre los pequeños. Y a continuación, otros dos más largos, hasta que las dos partes se reúnan en centro, conformando un arco completo.

En caso necesario, repitiendo el arco inclinado longitudinalmente, construiremos una bóveda más larga. Este tipo de bóveda se denomina bóveda nubia. Los sacos han de ser compactados al tiempo que se llenan con tierra, con un pisón manual o un ladrillo, de forma que mantengan la forma en arco que hace que que ambas partes se reúnan en el centro.

Referencias:

  • Emergency Sandbag Shelter and Eco-Village, by Nader Khalili 
  • Martínez Fernández, Raquel. "Sistemas Económicos de Techado con Bóveda de Fábrica. Bóveda Nubia y Bóveda Recargada Mexicana. En: "Construcción con Tierra. Tecnología y Arquitectura. Congresos de Arquitectura de Teirra en Cuenca 2010/2011.
English version:

In this post we show you step by step the process of building a vault entry without clamping form for the arches.

This system for construction of vault dates back to the Chaldean and Assyrian cultures. They developed a system of building false vaults using brick arches supported on sloped rows. The bricks were placed still wet, without mortar to hold them together. This was reached by capillary tension forces due to the suction of the dry course. The resulting generator is quite pointed and stilted.

In our case, we will create a vault by leaning or inclined arches using earth-bags filled with stabilized earth (with lime), which we will tamp at the same time as we are filling the bags. We will place barb-wire between each forward spun, to prevent slippage of the bags. In order to construct a sloping arc, first place two short bags which will rest on the buttress and the dome wall. Then place two longer sandbags will over the small ones. And then two longer more, until the two sides meets in the center forming a complete arc.

If necessary, repeating the sloped arc longitudinally, you will build a longer vaul. This type of construction is called Nubian vault. The bags must be compacted while being filled, with a hand tamper or a brick, so they adopt the arc shape that makes both sides meet in the middle.

References:

  • Emergency Sandbag Shelter and Eco-Village, by Nader Khalili. Compiled & Edited by Iliona Khalili.
  • Martínez Fernández, Raquel. "Sistemas Económicos de Techado con Bóveda de Fábrica. Bóveda Nubia y Bóveda Recargada Mexicana. En: "Construcción con Tierra. Tecnología y Arquitectura. Congresos de Arquitectura de Teirra en Cuenca 2010/2011.

5 Comments

Hechas para durar y perdurar

Por Bárbara Mas

Las estructuras más resistentes en la naturaleza, trabajando en armonía con la gravedad, fricción, mínima exposición y máxima compresión, son los arcos, cúpulas, bóvedas y formas orgánicas libres. Son los diseños elegidos por la Madre Naturaleza para sustentar y desarrollar la vida; fáciles de aprender y reproducir arquitectónicamente, en combinación  con el material de construcción más abundante del que disponemos: la TIERRA.

Existen varias razones que sustentan la durabilidad de las casas de tierra construidas con el sistema de Superadobe.

La ventaja de la forma

Disponemos de una tecnología para construir de esta forma tan sencilla y simple, basada en principios sostenibles y las formas ancestrales de construcción: el Superadobe, también conocido como Saco Continuo de Tierra Estabilizada o Earth-Bag. El apoyarse en formas curvas, auto-portantes y altamente resistentes la convierte en una técnica de construcción fácil de aprender y reproducir en auto-construcción, siempre que se apliquen unas reglas básicas.

Una casa construida con muros y formas rectas, sufre un estrés de compresión y tensiones estructurales en constante resistencia a la gravedad. En antigüas construcciones podemos ver cómo algunas vigas en los techos y dinteles, se comban deterioran con los años. Sin embargo, las estructuras en concha ofrecen una mayor durabilidad con el paso del tiempo. Observando el paisaje de nuestra geografía, encontramos por todas partes restos de edificaciones en donde apenas lo único que queda en pié es un arco, o una bóveda, de lo que antaño fue una ermita, iglesia u otro tipo de construcción. ¿Por qué motivo siguen ahí y no han caído como el resto del edificio? La razón es que las estructuras en concha se encuentran ‘cómodas’, en términos de esfuerzos estructurales. 

El Superadobe es un sistema relativamente moderno. Nader Khalili ideó y desarrolló esta técnica hace unos 30 años. Las construcciones más antiguas de las que disponemos datan de 25 años de antigüedad y  se encuentran en el Instituto para las Artes y Arquitectura en Tierra Cal-Earth de California, que él mismo fundó. Su estado es perfecto, habiendo superado test de resistencia estructural y pruebas anti-sísmicas bajo la supervisión del ICBO (International Conference of Building Officials), de tal forma que el sistema cumple los requisitos del Código Técnico de Edificación de California, uno de los más exigentes del mundo debido a las importantes fallas geológicas de la zona.

Así mismo se han realizado pruebas sobre estos domos y bóvedas construidos en Superadobe, en las que se comprobó que resisten el doble del peso del que haría colapsar a una casa con un techo a dos aguas.

 La longevidad del adobe tradicional

El Superadobe en una proyección moderna del adobe tradicional, al que se han integrado tecnologías modernas, para su evolución y mejora. Existen multitud de casas tradicionales de adobe, en España sin ir más lejos, que gozan de un perfecto estado de conservación debido a su adecuado mantenimiento. Hablamos de casas construidas a partir de abobe o tapial y madera para la estructura y cubiertas, que a pesar de su diseño de muro recto, cuentan con más de 200 años de vida.  

La cal, el secreto para una larga vida

No podemos olvidarnos además, de la cualidad de durabilidad que la cal, como estabilizante, otorga a la construcción. Un mortero de Superadobe adecuadamente estabilizado con cal, vivirá un proceso de carbonatación constante, de forma que sus muros ganen dureza y resistencia día a día, de forma continuada en el tiempo; la cal tiende a retornar al estado de roca caliza que un día fue.

Teniendo en cuenta todos estos factores y le proporcionando un adecuado mantenimiento a nuestra casa, podemos disfrutar de construcciones muy durables, además de comfortables y sanas; estructuras vivas, casi eternas. Hechas para durar y perdurar.

  
                                     

Del 30 de Agosto al 13 de Septiembre de 2014, se celebrará el I Taller de Bioconstrucción con Superadobe en los campos de prácticas de la Escuela Politécnica Superior de la Universidad de Lleida . Este taller será impartido por Domoterra.

Durante el taller se construirá una estructura en domo, para aprendizaje de la técnica Earth-Bag. El taller estará abierto a todos los públicos, tanto a estudiantes de la UdL como a personas interesadas, aunque no estén cursando estudios en esta Universidad.

El domo construido servirá como aprendizaje a los universitarios y demás interesados
que asistan a la formación, así como de prototipo demostrativo para trasladar el sistema de bioconstrucción con Earth-Bag a un proyecto de acción humanitaria en Burkina-Faso, durante 2015, en el que participarán la Universidad de Lleida, la ONG Lleida Solidaria, y Domoterra.

Más info en Cursos de Formación Verano 2014

Inscripciones: Cursos UdL

Por Bárbara Mas

Conmemorando el Día de la Madre Tierra, celebrado el 22 de Abril, me pregunto qué impacto estamos generando al Planeta.

En la actualidad, más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades. A medida que la población urbana crece, los efectos del cambio climático se acentúan críticamente; si deseamos seguir disfrutando este Planeta sustentador y que nos obsequia con su prístina belleza, ahora o nunca nuestras ciudades deben evolucionar para lograr un medio ambiente saludable y sostenible. Y eso solo se logrará cuando, como sociedad, alcancemos un estado en el que vivamos el día a día enfocados hacia la vida y la generosa belleza que nos rodea, en lugar de enfocarnos hacia la muerte de forma inconsciente.

Como enseña Iliona Khalili, esposa de Nader Khalili, para entender la arquitectura en Tierra y el sistema constructivo de Superadobe en concreto, hemos de interpretar la construcción a través de los principios simples y universales que la Naturaleza emplea al sustentar el milagro de la vida en equilibrio. Así, un domo es una estructura que conforma una unidad, generado toda la envolvente a partir de un solo punto central y al mismo tiempo, trabajando solidariamente en su conjunto estructural. Si; cada punto de uno domo trabaja cooperativamente con el resto de la estructura, como lo hace cada célula de un organismo vivo sano. Cuando pensamos en términos de cargas estructurales, el esfuerzo compresivo de cada una de las 60 a 80 toneladas de peso de un domo, está equitativamente distribuidas entre toda la cúpula, extendidas a lo largo de cada uno de los ladrillos circulares que lo conforman y repartidas integralmente hasta ser reconducidas al terreno. Así, cada punto de la estructura asume parte de la carga compresiva global, dando como resultado un menor esfuerzo para los materiales, sin llevarlos a los límites de su capacidad de stress, y una unidad constructiva auto-portante. Por ello podemos emplear un material constructivo con una resistencia inferior a la de los materiales habituales, como es el ladrillo circular de adobe estabilizado (10 MegaPascales frente a los 17 MPa de un ladrillo macizo convencional).

Foto: Gunoot Eco-Resort en Omán. Construcción dirigida técnicamente por Hooman Farzly.

Fotografía perteneciente a SSH Diseño 14. Vista interior de las claraboyas.

El domo es una unidad estable y resistente a esfuerzos y tensiones repentinas, como pudiera ser la componente horizontal de un movimiento sísmico, o las cargas vivas que soportará a lo largo su vida. Su estructura solidaria lo hace muy resistente, flexible y duradero.

"La Arquitectura en Tierra es como un coro
repitiendo la misma música, el mismo tema.
Su fuerza está en su unidad;
Su belleza en su repetición."

-Nader Khalili-

Foto: En un domo, cada nueva carga que pone al límite la supervivencia de la estructura, se solucionará exitosamente mediante su distribución solidaria.

Estudio llevado a cabo por G.-FIVOS SARGENTIS, V. C. KAPSALIS and N. SYMEONIDIS (www.eco-dome.gr) sobre esfuerzos laterales y compresivos en una cúpula construida con Superadobe. Las zonas frías indican un menor esfuerzo, mientras que los tonos cálidos indican el máximo stress, siendo el rojo el valor máximo alcanzable.

Este estudio otorga una serie de ventajas positivas a la construcción en bóveda con Superadobe: mayor integridad estructural que el Adobe, más plasticidad que el tapial y mejor velocidad de ejecución que el Cob. “Aunque el sistema Earth-Bag es nuevo en comparación con los métodos antiguos de construcción, ofrece economía y durabilidad superiores en las estructuras con cúpula y bóvedas".
La visión de la filosofía arquitectónica del domo nos muestra los principios universales que rigen la naturaleza; el método científico sobre el que se sustenta la realizad: aquella estructura, organismo o sociedad que funciona en unidad cooperativa, prospera exitosamente. Y esa solidaridad le proporciona una fortaleza asombrosa. El propio Universo es un ser vivo, consciente, y muy, muy viejo, que se ocupa de lo que le ocurre a sí mismo de muchas maneras. En verdad, hace todo lo que puede para ayudarse.

Estos valores de ingeniería tan simples y sencillos, son traducibles a valores humanos. Al igual que son útiles al aplicarlos a la arquitectura en tierra, dando solución al cobijo humano en entornos de desastres naturales, son igualmente capaces de salvarnos de nuestras catástrofes personales.
¿Reflejan nuestras sociedades, familias, parejas, equipos de trabajo... este Principio de Inteligencia Solidaria, esta muestra de armoniosa ingeniería existencial?

Foto: Proceso de construcción de una estructura de vigas de madera solidaria para una entreplanta en un domo.
Fresnedilla (Ávila). Construcción dirigida técnicamente por Domoterra.
Fotografía perteneciente a Max Project.

Fuentes consultadas:
• Emergency Sandbag Shelter and Eco-Village: How to Build Your Own. By Nader Khalili.
• Earth Building. Models, Technical Aspects, Test and Environmental Evaluation. By G. Fivos Sargentis, V. C. Kapsalis and N. Symeon. 11th International Conference on Environmental Science and Technology. Greece, September 2009.

Por Bárbara Mas

En los años recientes hemos podido observar de forma cada vez más evidente, las consecuencias de la actividad técnica y económica humana, la cual está provocando desastres ecológicos, geofísicos y medioambientales que afectan a la vida de todos y cada uno de nosotros y devasta regiones enteras del planeta.

 La acción humana sobre el Planeta

No es un secreto que en las últimas décadas el número de inundaciones, huracanes, terremotos, anomalías meteorológicas extremas y otros factores altamente negativos para la civilización se han incrementado de forma drástica.

Las grandes megalópolis y la concentración industrial con necesidades  energéticas intensivas han conducido a la generación de alteraciones electromagnéticas globales, afectando al estatus geofísico del planeta y ocasionando cambios climáticos a escala mundial. La tala desproporcionada de árboles está devastando las selvas; afectando de manera inexorable a la formación de huracanes, ciclones, tifones, tsunamis, que azotan a países como Indonesia y Filipinas. También las recientes ciclogénesis explosivas y temporales de nieve que afectan a países como EEUU, Inglaterra y España están relacionadas con la deforestación, ya que las grandes masas arbóreas del planeta juegan un  papel decisivo en el equilibrio bioclimático; La contaminación de los fondos marinos con todo tipo de vertidos químicos y residuos nucleares, la isla de desperdicios plásticos (en el Pacífico Norte) se estima alcanza 3 veces el tamaño de la Península Ibérica (1,7 millones de Kmcuadrados); la emisión de CO2 debido a los combustibles fósiles, junto a la reducción en la producción de oxigeno que nos proporcionaban los pulmones verdes mundiales, han provocado un incremento neto de la concentración de CO2 en la atmósfera; los escapes radiactivos en centrales nucleares,  etc.

Además de esto, las guerras, terrorismo y agresiones humanas dejan a millones de personas desplazadas, con un daño invaluable para la vida humana y la propiedad. En el mundo actual, hay 100 millones de personas sin techo y más de 1 billón tiene alojamientos precarios, según informes de las Naciones Unidas.

Todo esto nos debe hacer plantearnos nuevas preguntas. Es una necesidad esencial el educarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos para actuar en armonía con la naturaleza, en lugar de insistir en dominar e interrumpir los procesos medioambientales.

 El asunto de la vivienda

El informe anual de ACNUR, “Tendencias Globales” muestra que a finales de 2012 más de 45,2 millones de personas se encontraban desplazadas forzosamente de sus hogares. Esta cifra incluye a refugiados, solicitantes de asilo y personas obligadas a huir dentro de las fronteras de sus propios países.

Existe una solución sostenible para solventar la situación de estos millones de desplazados sin hogar. La vía es enseñar a la gente a utilizar la tierra que tienen bajo sus pies, para poder construirse un refugio. Una tecnología tan simple, basada en principios de la sostenibilidad y las formas ancestrales de construcción existe hoy en día.

 Este concepto fue presentado originalmente a la NASA para la construcción de hábitats en la Luna y Marte (Velcro-Adobe Project) y después se sometió a investigación y desarrollo, en una búsqueda por encontrar una repuesta al cobijo humano aquí en la tierra. Esta sencilla tecnología fue presentada en el “Primer Simposium para Bases Lunares y Actividades Espaciales del Siglo 21” patrocinado por la NASA. Posteriormente se presentó en el Laboratorio Nacional de Los Álamos. Ha sido aprobado y utilizado en el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDP),  Alta Comisión para Refugiados (UNHCR) e Instituto para Entrenamiento e Investigación (UNITAR) de las Naciones Unidas.

La tecnología de Superadobe ha sido legada por expreso deseo de Nader Khalili, su creador,  a al servicio de las causas humanitarias, regulando mediante patentes, las licencias para su uso comercial.

El Superadobe utiliza los materiales bélicos – sacos rellenos de tierra y alambre de espino – para fines pacíficos, integrando la arquitectura tradicional con los requerimientos de seguridad modernos, para empoderar a las personas en la construcción de sus propios hogares.

 Esta tecnología permite no solo construir refugios y hogares permanentes saludables y de calidad, sino además resistentes a terremotos, inundaciones, huracanes e incendios. Las estructuras construidas con tierra poseen una capacidad de climatización pasiva excelente, reduciendo las necesidades energéticas de la vivienda. Inocuas a los ataques de insectos, gozan de un ideal aislamiento acústico y de ondas electromagnéticas exteriores.

Los materiales de construcción en proyectos humanitarios  y de cooperación al desarrollo

El Superadobe es una técnica perfecta para desarrollo de acciones humanitarias enfocadas a la construcción de refugios temporales de emergencia, o a la reconstrucción permanente de viviendas arrasadas por una catástrofe. Los materiales utilizados se pueden obtener localmente, tanto el saco (utilizado para el almacenamiento de alimentos), como el alambre de espino son materiales de fácil acceso en todo el mundo, y la tierra, como material básico, puede ser extraída in-situ, de forma esta técnica posibilita la construcción en áreas remotas y de difícil accesibilidad.

Los medios mecánicos no son imprescindibles en su ejecución, necesitando muy pocas y sencillas herramientas, que son fáciles de obtener localmente, o incluso fabricar de forma casera, si fuera necesario.

La implementación del Superadobe como sistema constructivo en acciones humanitarias reduce entonces los costes de materiales necesarios, elimina los costes de transporte de dichos materiales hasta las zonas de actuación, y redunda por tanto en un aligeramiento en los costes de proyecto. Este hecho podría favorecer los incentivos económicos al personal técnico, sin impedir los ahorros globales expuestos. Cuidando a los que cuidan.

Fuentes consultadas:

  • Emergency Sandbag Shelter and Eco-Village: How to Build Your Own. By Nader Khalili
  • EL DERECHO A LA VIVIENDA. Un derecho humano fundamental estipulado por la ONU y reconocido por tratados regionales y por numerosas constituciones nacionales [http://www.cetim.ch/es/documents/bro7-log-A4-es.pdf]
  • Viaje a la isla de basura. Espores, Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia. [www.espores.org]
  • El informe anual de ACNUR, “Tendencias Globales” [http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2013/9180]

Tadelakt es mucho más que un recubrimiento tradicional, también es el arte de vivir de un pueblo;un símbolo de la cultura marroquí. El Tadelakt, técnica exigente, invita a reflexionar sobre el valor del conocimiento artesanal, el de la experiencia personal y transmisión generosa, más allá de recetas fáciles.

 Tadelakt en paredes y suelo pigmentado con Azul Cobalto Foto: www.estucos.es

El Tadelakt Marroquí tiene su origen en conocimientos tradicionales. Es un arte en constante evolución, que se enfrenta a la economía moderna y las necesidades cambiantes de la población, combinando modernidad y tradición.

 La palabra Tadelakt proviene del verbo dalaka que significa en árabe, masaje, frotar, aplanar. Tadelakt es la pronunciación berebere del nombre dalk. Los bereberes, en efecto, con frecuencia también emplean el prefijo “ta” o sufijo “t” para expresar el nombre comercial, Tadelakt.

Tradicionalmente el oficio se transmite de padre a hijo o de maestro a discípulo, dejándoles los secretos del taller a su desaparición. El aprendizaje comienza por la observación de los movimientos o práctica del maestro, el descubrimiento de herramientas y materiales, así como las tareas más ingratas (preparación, limpieza de herramientas, de la zona de tajo, de taller). Después de tiempo y demostrada disciplina, el aprendiz comienza la práctica de este arte progresivamente, etapa por etapa, cada vez con tareas más exigentes y complicadas.

Para adquirir estas habilidades y convertirse en un “maalem” maestro de la materia, el aprendiz tendrá que demostrar paciencia y pasión, como ingrediente principal en lo que resta de tiempo en su formación. El Tadelakt es un verdadero reto para nuestro siglo, adquirir la destreza del maestro es lento; combinada con buenos componentes, su aprendizaje dura toda una vida.

Como todas las técnicas artesanales, está formada de buenos materiales, instrumentos adecuados y voluntad por el trabajo bien hecho.

Hasta llegar a realizar un buen Tadelakt hay diferentes fases, como inicialmente la selección de piedra caliza que se utiliza en los hornos para elaborar la estimada cal de Marrakech, hasta la aplicación de la lechada jabonosa final.

Es el estuco de los estucos, el más caro y apreciado de todos. Tener Tadelakt en casa, en el mundo árabe, es sinónimo de lujo y riqueza, y hoy en día también lo es para los europeos. Se utiliza principalmente en hammams, baños turcos, riads, palacios, mezquitas, pero también en murales con problemas de humedad y últimamente se integra cada vez más en obras de estilo moderno. Su técnica es milenaria y celosamente guardada en secreto por los maalems berebers del Sahara; recuperada recientemente, se ha convertido en una moda para las personas con un estilo de vivir distinguido y en el mundo de la bioconstrucción.

 

El Tadelakt acabado es una superficie viva, interactuando constantemente con su medio ambiente, repelente al agua, antiséptico (evita la proliferación de moho, hongos y bacterias), liso, semi-brillante a muy brillante, con un tacto parecido al de la piel y de una belleza inigualable.

Es como tener un árbol en casa; consume constantemente el carbono del ambiente, devolviendo iones negativos que purifican y sanan el ambiente. Se integra perfectamente en cualquier estilismo de interiores, tanto en entornos rústicos, como muy modernos o clásicos.

Es el revestimiento perfecto para alérgicos y personas con problemas respiratorios. Es ideal para la aplicación en paredes con problemas de humedad, como en bodegas, sótanos, baños de vapor, etc.

El Tadelakt es el revestimiento más duradero y longevo que existe. Se han encontrado recubrimientos de Tadelakt en yacimientos arqueológicos.

100% natural, está libre de adictivos químicos, su extracción y fabricación deja una huella ecológica mínima.

Tadelakt es la mejor alternativa para alicatados de pared y otros revestimientos. Es aislante, su superficie es fría en verano y caliente en invierno.

Fuentes
:

www.easytadelakt.com

www.estucos.es