Casas Bioclimáticas

2 Comments

Durante 14 días de trabajo a conciencia, un intrépido grupo de jóvenes de Aldeas Infantiles SOS en Tenerife (Islas Canarias), ha logrado construir un domo simple de 3,5 mt de diámetro y 3,8 mt de altura, con la ayuda y supervisión técnica de Domoterra.

Una experiencia enriquecedora y 'edificante', tanto a nivel profesional como personal, para todos los que hemos participado en esta construcción.

Con una media de edad de 18 años, probablemente sea el grupo más joven de personas que ha construido un domo bajo la técnica de Superadobe hasta ahora en el mundo. El equipo internacional, contaba con asistentes de Mali, Costa de Marfil, Senegal, Méjico, Marruecos, Alemania, Perú y España.

Construido con materiales ecológicos: tierra, arena y cal, los sacos de polipropileno son fotodegradables por exposición solar. El domo será decorado con piezas de cerámica representando las pinta

deras Guanches, símbolos ancestrales de la cultura Canaria prehispánica.

El Domo de Achamán

El domo fué bautizado simpáticamente como 'El Domo de Achamán', por los jóvenes participantes. Achamán, Sustentador de los Cielos y la Tierra en la cultura guanche, era considerado el dios supremo. Su nombre significa literalmente "los cielos", en alusión a la bóveda celeste.

Desde aquí, queremos transmitiros nuestro cariño y agradecimiento a todos los miembros de Aldeas Infantiles, por habernos abierto las puertas de vuestra gran familia. Y también reconocer el gran esfuerzo, ilusión y dedicación que habeis empleado, incluído el equipo de educadores y monitores, para levantar esta pequeña aula-domo. Es fácil quereros; difícil olvidaros.

Bárbara y Quique

Superadobe. Edificación ecológica y sostenible: www.domoterra.es/sistema-constructivo-1.html
Superadobe.Iluminación Natural: www.domoterra.es/sistema-constructivo-2.html
Superadobe. Aislamiento Térmico: www.domoterra.es/sistema-constructivo-3.html
Superadobe. Robustez Estructural: www.domoterra.es/sistema-constructivo.html
Superadobe. Resistencia Antisísmica: www.domoterra.es/sistema-constructivo-4.html
Superadobe. Protección Radiación Solar: www.domoterra.es/sistema-constructivo.-5html
Superadobe. Estructuras Ignífugas: www.domoterra.es/sistema-constructivo-6.html
Superadobe. Sist. Resistente a Inundaciones y Huracanes: www.domoterra.es/sistema-constructivo-7.html
Superadobe. Estructuras Transpirables y Anti-Humedades: www.domoterra.es/sistema-constructivo-8.html
Superadobe. Sistema Modular ampliable: www.domoterra.es/sistema-constructivo-9.html

3 Comments

Huelo a tierra…me muevo en esta gran masa de sacos alineados y siento que son la extensión incomprendida de la "Madre", para que sus hijos, los seres humanos de cualquier condición, se ubiquen, de una vez por todas, en un lugar de cobijo inherente a ellos…somos parte de ella y nos hemos dedicado a expoliarla y maltratarla y a pesar de sus continuos avisos , continuamos en la ceguera permanente de la incomprensión que desde nuestros maleducados "egos" nos hace creer propietarios desde siempre y para siempre de todos los recursos que ella nos da.
Me sigo moviendo y me alojo bajo una de las cúpulas de la construcción y tiemblo, me emociono : ¡cuanta belleza!. Me siento…me doy una pausa…otra, respiro hondo y la siento, un abrazo cálido, absolutamente majestuoso en su sencillez…paz. Hay mas "gente" conmigo…gente amorosa, que se mueve de un lado a otro dándome la bienvenida, bendiciéndome en su modestia, los "veo"…pero con los ojos del sentir, los del alma…los que me llevan de la mano cuando me atrevo a intentar emular a la naturaleza y su devenir con unos cuantos tubos de pintura y un pincelillo de "tres pelos..…con el vello erizado por todo mi cuerpo, los abrazo amorosamente y desde lo racional me auto afirmo…estoy, estamos en el camino y me acuerdo de todos , todos los que se dejaron una parte de su tiempo y de sus vidas, de los que lo siguen haciendo, para que esta "recolocación" de tierra en su sitio vaya teniendo lugar…los que empezaron cuando esto parecía una nada en medio de una naturaleza impresionante y que sufrieron las consecuencias de lo inicial, de lo "por hacer" sin muchas pautas , sin muchos automatismos que lo facilitaran y que luego  se adquirieron, de los que vinieron después y se marcharon con una idea aproximada de lo que esto podría llegar a representar…¡volved!…hay mas que aprender…de todos... y mi "ser" se llena de una inmensa gratitud hacia ellos, ¡gracias por lo que nos habéis enseñado y por vuestra confianza!…de corazón…¡espero volverme a cruzar en vuestras vidas!.
Gracias.
Gracias Nader.

La certeza no es un pensamiento positivo o un mantra personal. No es "Sé que él es el indicado" o "Estoy seguro que todo saldrá bien al final". El pensamiento positivo es importante, pero eso no es certeza.

La certeza es saber que este sistema funciona, y porque funciona, ahora mismo estoy en el lugar indicado, independientemente de cómo se vea. Y, como estoy en el lugar correcto y a la hora indicada, siempre, tengo que ser proactivo en donde me encuentre sin importar qué.

Quique Salgado.

15 Comments

Una de las cosas que más me interesó a la hora de comenzar este proyecto de construcción de Domos de Súper Adobe fue el material a emplear, y luego la forma de la casa finalmente construida.

Algo muy importante, para los seres (humanos mayormente), que van a vivir en ellas. La forma, porque crea una energía determinada, y la mueve de una forma determinada, tal y que resulta ser un resonador de la energía vital y del prana, y por ende de la vitalidad y salud, o en su contra una casa con esquinas y materiales perjudiciales, puede convertirse en un drenaje continuo de energía vital.

Asimismo, por los materiales, van a complementar el efecto de la forma, generando una "coloración" o matizando la energía y forma de movimiento de esta en la construcción.

DSC01617-1 Una forma circular va a acelerar la energía, manteniendo su flujo en una forma continua, y el SuperAdobe va a matizarla de vida, tranquila, sana y equilibrada. Manteniendo un flujo tranquilo pero continuo, permitiendo respirar a la casa por toda su estructura.

Es como estar en una ermita antigua en el campo, o visitar la iglesia debajo de un colegio de curas, construido en hormigón y bajo el suelo. Es distinto.

Una de las ventajas es que los domos son sanos y sanadores, y en función de su radio, sección y acabado van a resultar más resonadores para ciertas frecuencias. Hay que verlo para sentirlo, no basta con pensarlo.

La aportación de Nader Khalili del Súper Adobe fue tan magistral como la forma misma o el método de construcción. Y ambos se pueden conocer en profundidad en los cursos que Domoterra.es tiene establecidos en Arañuel, cerca de Montanejos, Castellón (España).

1781990_751298551585003_7662614024357325743_n

La aportación de Domoterra en el terreno de los domos de Súper Adobe es presentar la técnica de una forma clara y accesible, para que cualquiera pueda aprenderla. La contribución de Raquel Entero y Tasta en la subvención hace posible hacer un curso completísimo y aprendiendo como un maestro, en tan sólo un mes, en compañía de personas maravillosas.

Domos de SuperAdobe, en el campo, con un horario de trabajo envidiable, y rodeado de ángeles (algunos peludos, y otros sin pelo, para que negarlo, aunque ya casi todos morenos).

Ven a verlos y aprende a hacer tu propia casa de Súper Adobe, disfrútala y aprovecha, ya que el tiempo pasa y ya sabes... lo que pasa...

Un abrazo.

7 Comments

Nader Khalili, iraní de nacimiento y californiano de adopción, no es un arquitecto del montón. A finales de los setenta, en California, la organización para la que trabaja, desarrolló el ‘superadobe‘ (’superblock’, en inglés), una técnica de construcción a base de sacos de arena y alambre de espino, a prueba de sísmos y testada por las exigentes autoridades de California.

En Hesperia (a 70 km al Este de Los Ángeles), se encuentra la máxima expresión de su obra, una ciudad de arena donde muestra su técnica constructiva. Casas redondeadas, acabadas en cúpulas, amplias, de diferentes tamaños y formas. Una técnica que también ha aplicado en la construcción de un poblado en el corazón de Asia Central y en las zonas afectadas por el tsunami de Indonesia.

“La tierra es el material más ecológico, abundante y duradero que existe y además ¡está por todas partes! Mil millones de personas en el mundo carecen de hogar o sus casas son débiles y se derrumban, con mi sistema esto no ocurre”, explica entusiasmado Khalili a suvivienda.es.

En 1984, Khalili presentó su proyecto ante los técnicos de la NASA bajo el título ‘Bases lunares y actividades espaciales en el siglo XXI’, viable en una hipotética colonización extraterrestre. Pero se cansó de esperar a que le llamasen para construir ‘apartamentos lunares’ y lleva años aplicando su método, las casas lunares son sólo un uso más.

Nader Khalili nació en Irán. En 1970 se licenció en arquitectura en California y desde 1975 se ha dedicado al desarrollo del tercer mundo. Aquel año, “mi hijo me comentó que sus amigos jugaban para ver quién corría más deprisa y él nunca ganaba así que se giró, vino hacia mí y me aseguró que él quería correr por su cuenta. Esas palabras me hicieron pensar mucho, si corres todo el tiempo detrás de otros nunca puedes desarrollar tu potencial ni tus capacidades”, recuerda Khalili emocionado.

Fue así como Nader Khalili dejó de diseñar rascacielos, cerró sus oficinas en Teherán y Los Ángeles, se compró una motocicleta y huyó al desierto de Irán, donde encontró la inspiración para las casas que quería construir. Las viviendas del futuro tienen su origen en un método muy antiguo inspirado en las antiguas construcciones del desierto.

Hasta la fecha, su aplicación más extendida han sido los campamentos de refugiados de zonas afectadas por movimientos sísmicos. “El coste de una tienda de campaña, que es el sistema más habitual para estas situaciones, es superior al de una casa-refugio construida con el método ’superadobe’”, comenta orgulloso Khalili, que calcula su coste en unos 200 dólares, menos de 150 euros.

Khalili comenta que “una casa pequeña puede ser construida en tan sólo uno o dos días si participan tres personas, y sin saber cómo hacerlo”.

Pero su técnica no sólo es aplicable a campamentos de urgencia. “Hemos construido casas de cuatro habitaciones, dos baños e incluso dos garajes”, dice. “Toda España es muy seca y desértica, muchos lugares están perdiendo bosque muy rápidamente. Estas viviendas son útiles para preservar la naturaleza, limpiar el aire, etc. porque en su construcción no se utiliza absolutamente nada de madera”, añade.

El proceso para construir una casa es simple: la tierra se deposita en bolsas tubulares que se disponen en círculo -en el modelo menos sofisticado-, levantando las paredes hasta conseguir una especie de cúpula. El alambre de espino sirve para unir las distintas capas de bolsas.

El tamaño de las casas puede variar desde una sola habitación a otras más sofisticadas, con varias habitaciones e incluso más de una planta. “En este caso no son recomendables para zonas que sufran fuertes seísmos”, puntualiza. Las viviendas están equipadas con todos los servicios básicos, agua corriente, luz, etc. Además, quedan aisladas naturalmente gracias a sus materiales que “permiten que la vivienda tenga siempre una temperatura homogénea”, dice Khalili.

Khalili era asesor de la ONU para la arquitectura sostenible. Su método resiste terremotos, huracanes e incluso maremotos y ha sido avalado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) que lo empleó en 1995 para establecer un campamento de personas desplazadas desde Irán a Irak.

A Khalili le gustaba citar al poeta y filósofo Rumi quien dijo: ‘La tierra se convierte en oro en manos de los sabios’, el iraní cree que están demostrando que es posible que los humanos convirtamos en oro la tierra’

En 1986 Khalili fundó una organización sin ánimo de lucro dedicada a la investigación y desarrollo de la arquitectura sostenible y desde donde enseñaba y divulgaba el método de construcción de forma gratuita. “Si alguna persona en España quisiera aprender el método, como así aha sido con nuestros técnicos de Domoterrae, le recibiríamos en California; durante unas dos semanas le enseñaríamos todo lo necesario para poder levantar casas con el sistema del ’súperadobe’, para que, a su vez, esta persona pudiera dar a conocer el método en España”.

Espera poder trasladar una delegación a Europa, de hecho ya hay gente en asociaciones que desarrollan su legado, como Domoterrae “muchísima gente se ha interesado por el método en este continente, cuantas más personas lo conozcan y puedan seguir extendiéndolo mejor”, concluye.

La inspiración

Khalili ha encontrado la base de su forma de entender la arquitectura en las enseñanzas del poeta y filósofo persa Rumi. “El poeta dijo: “La tierra se convierte en oro en manos de los sabios”, nosotros estamos demostrando que es posible que los humanos convirtamos en oro la tierra, los cuatro elementos esenciales de la naturaleza tierra, aire, fuego y agua bastan, esta es la filosofía de mi organización y de todo lo que hago”, afirmaba emocionado Khalili.

El interés de la NASA por el proyecto es secundario para Khalili, “la principal aplicación de mi método es aquí en la Tierra, para los desplazados”, aunque en alguna ocasión ha bromeado diciendo que el proyecto marciano y lunar solucionaría el problema de la vivienda en el mundo. En enero de 2000, Khalili obtuvo la autorización del Ayuntamiento de Hesperia, California para construir su prototipo de ‘ciudad lunar’. Desde entonces, la NASA ha renovado su interés en el sistema de Khalili.

4 Comments

Autor: Víctor Brossa

Mucha gente empieza a buscar opciones a una vida más natural y ecológica alejada de los grandes núcleos urbanos. Lugares donde poder reorganizarse en grupos autosuficientes que no necesiten del sistema económico que nos ha tenido presos pagando hipotecas, alquileres o comida empaquetada durante tanto tiempo.

Hay una conciencia de libertad en el ambiente que desea en muchos casos, encontrar el valor o la manera de cortar con un sistema de vida que te obliga a trabajar casi todo el día como un esclavo en algo que normalmente ni te gusta, para poder pagar lo que deberíamos tener por derecho de nacimiento como hijos de la Tierra que somos. Me estoy refiriendo a un lugar donde vivir, a un trozo de tierra, un techo, agua, energía que no contamine y aire puro que respirar.

Muchos ya conocemos lo que son las Eco-Aldeas. Éstas han ido apareciendo a lo largo y ancho de todo el planeta como alternativa de vida mas adecuada a la verdadera naturaleza del ser humano. Desde ellas se trata, a groso modo, de vivir en armonía con la naturaleza y los demás miembros de la comunidad, cultivando la tierra como se hacía antaño y desarrollando actividades de recuperación de tradiciones u oficios artesanales que se han ido perdiendo en un mundo cada vez mas industrializado.

La idea es ser autosuficiente para no depender del sistema y en la mayoría de los casos, tratar de vivir de acuerdo a lo que cada uno cree que debería ser una vida de armonía y equilibrio con uno mismo y el entorno.

No parece una mala alternativa, pero como siempre, uno no quiere vivir con excesivas carencias e incomodidades y sobretodo, lo de convivir a lo comuna a mucha gente no nos apetece nada. El deseo de tener tu propio espacio vital para no tener que vivir en poco menos que una choza o un único espacio juntos y revueltos, requiere una inversión mayor de dinero porque precisas más terreno y más viviendas (tantas como personas o familias formen la comunidad o grupo). Los terrenos tal vez sean más o menos asequibles en según que lugares, pero el coste de una vivienda mínimamente cómoda es elevado, y más aún si la casa de tus sueños tiene que estar construida de materiales nobles y ecológicos.

Así, uno sigue sintiendo que el irse a buscar esa vida natural y autosuficiente se aleja, sobretodo si no se tiene una cartera lo suficientemente llena como para empezarla, y eso nos lleva de nuevo al sistema económico que, tiremos por donde tiremos, parece atraparnos siempre.

La primera cosa que puedo decir es que, vivir con comodidad es posible hasta cierto punto, sobretodo si entendemos que hay tecnologías que se nos han ocultado y que no contaminan ni cuestan dinero. De todas formas y mientras esas tecnologías nos llegan, sí es cierto que habría que renunciar a cosas que al fin y al cabo son mas nocivas que positivas para nuestra salud mental y corporal, pero el hacerlo es parte del proceso de cambio de conciencia y no me parece que al final sea lo más difícil.

La segunda cosa, es decir, el coste de la vivienda digna, tiene ahora fácil solución. Nader Khalili, arquitecto americano de origen iraní y ex-diseñador de rascacielos, ha readaptado la técnica ancestral de construir con barro descubriéndonos lo que él ha bautizado como el “Superadobe”, cuyo objetivo principal es levantar viviendas económicas resistentes a incendios y terremotos, pensando en la cantidad de gente sin posibilidad de vivienda en el tercer mundo.

Según el mismo Nader Khalili explica, la tierra es el material más ecológico, abundante y duradero que existe. Yo añado que además de su bajo coste, la ventaja es que uno se atreve a construirse la suya propia aunque no tenga ni idea de construir una casa convencional. Además, este artista iraní conectado con la Tierra imparte cursos en California o a distancia a través de vídeos creados por él mismo.

Sea como sea, les recomiendo darse un viaje por todo el material que aquí les dejo, a ver si unos cuantos se van animando y al final la unión hace la fuerza y nos vamos atreviendo a crear pueblos enteros de adobe, superadobe, paja, piedra o lo que sea, desde los que vivir como muchos sentimos que debería vivir la humanidad, es decir, en armonía con la naturaleza y los demás seres vivos, libre y en paz.

Nader Khalili y las construcciones “Super-adobe”

El superadobe cuenta con una certificación internacional por parte del ICBO (Internacional Conference of Building Officials). Las Naciones Unidas también le han dado el visto bueno a esta tecnología al proponerlo como una posible respuesta al problema de la vivienda en el mundo así como para los casos de emergencia debido a su eficiente simplicidad.

La técnica del superadobe utiliza como material básico tierra inorgánica que estabilizada en sacos tubulares de polipropileno permite construir diversas formas, ya sea usando la forma de domo (como forma estructural), como también combinándolo con otras técnicas y elementos estructurales.

Las edificaciones que diseñamos y construimos además de usar las técnicas pasivas para generar mayor eficiencia energética, también se pueden complementar con otras tecnologías ecológicas como lo son: paneles solares fotovoltaicos, calefactores termo-solares y aerogeneradores.

A finales de los años setenta el iraní Nader Khalili desarrolló el “superblock”, una técnica de construcción a base de sacos de arena y alambre de espino, a prueba de seísmos que revolucionó el mundo de la construcción. Su fuente de inspiración fue el desierto de Irán, adonde huyó un día, harto de diseñar rascacielos en Los Ángeles y Teherán. Basándose en los métodos de las antiguas construcciones del desierto, creo esta técnica de “super-adobe” que puede emplearse para construir cualquier tipo de vivienda.

Si bien hasta el momento, el método ha sido utilizado sobre todo en campamentos de refugiados en zonas afectadas por movimientos sísmicos –en parte porque este tipo de casas son mucho más económicas y además se construyen en uno o dos días- también pueden proyectarse en cualquier tipo de habitat. “ Toda España es muy seca y desértica, muchos lugares están perdiendo bosque muy rápidamente. Estas viviendas son útiles para preservar la naturaleza, limpiar el aire, etc. porque en su construcción no se utiliza absolutamente nada de madera”, comentó.

El tamaño de las casas puede ser de una sola habitación a un modelo bastante más sofisticado e incluso pueden tener más de una planta, además de contar con todos los servicios básicos, como luz y agua corriente. Una ventaja es que siempre logran una temperatura homogénea gracias a sus materiales aislantes. El método del súperblock también es resistente a terremotos, huracanes y maremotos.

Gracias a su revolucionaria arquitectura , Khalili fue asesor de la ONU para la arquitectura sostenible y las Naciones Unidas lo apoyaron en 1995 para establecer un campamento de personas desplazadas de Irán a Irak. En 1986 Khalili fundó la organización California Institute of Earth Art and Architecture (Cal-Earth) dedicada a la investigación y desarrollo de la arquitectura sostenible, desde donde se divulga dicho

método de construcción .
Una curiosidad, en 1984 presentó a la NASA su proyecto “Bases lunares y actividades espaciales en el siglo XXI”, que incluía la construcción de apartamentos lunares en caso de una hipotética colonización extraterrestre. Si bien el proyecto fue desestimado, en enero de 2000, Khalili obtuvo la autorización para construir su prototipo de ‘ciudad lunar’ en California. Desde entonces, la NASA renovó su interés en el sistema de Khalili.

5 Comments

El Superadobe es una técnica constructiva desarrollada por el arquitecto iraní Nader Khalili, inicialmente como parte de un proyecto para construcción lunar y planetaria de la NASA.
El primer prototipo que Khalili realizó como parte de su investigación, fue Mars I, un domo con formas similares a las de una concha marina, que fue realizado ya hace 13 años con sacos rellenos con tierra superpuestos unos sobre otros, unidos con alambre de púas, para dar forma a la estructura.
Dicho prototipo se encuentra en excelentes condiciones en un campo experimental de California , enla ciudad de Hesperia, ubicado en la zona desértica de dicho Estado.
La técnica se fue perfeccionando y tuvo una evolución desde el saco común (unitario) a el rollo o manga de saco completa (sin cortar ni segmentar). Allí nació lo que conocemos como SUPERADOBE o Superblocks.
Mucho mas que simple arte con tierra. La visión humanitaria de Khalili, un visionario, pacifista y soñador, que dejó un gran legado para los pobres del mundo.
Su obra no sólo es un contra-homenaje a los elementos de la guerra, sacos y alambre de púa (con los cuales se han construido trincheras por años), si no que además, toda su visión y su trabajo está inspirado en el gran poeta persa Rumi y deja ver una cosmovisión que unifica al hombre con los elementos, el fuego, la tierra, el aire y el agua. La tierra se embolsa y luego se apila formando cúpulas. Estos domos tienen múltiples ventajas, se pueden construir casas de 3 dormitorios y mucho y mas complejas edificaciones. Los modelos de este proyecto experimental se encuentran ya en España.
Esta alternativa es algo más barata que la arquitectura tradicional y tiene menos impacto en el medio ambiente, además de otros factores favorables como la portabilidad.

Ahora, Domoterrae, de la mano de técnicos entrenados en el Instituto Cal earth de California, imparte talleres de dicha construcción en un mega-proyecto de construcciones de dichas características en la provincia de Castellón.

Su enseñanza es sencilla aunque conlleva aproximadamente un mes de prácticas tras sus correspondientes sesiones de teoría de la edificación, el estudio del Arco y sus fuerzas y los distintos elementos que constituyen el Super-Adobe ( tierras, arenas, cal, sus porcentajes, etc). Os invitamos a aprenderla en las sucesivas semanas ya que las obras serán largas y tendremos tiempo para todo, bajo un clima de camaradería, conciencia y homenaje a la "Madre Tierra". E

1 Comment

We build houses, shelters, stores, schools and all other building types, with a technique that is a mixture of old materials and new concepts.

The noblest  and most ancient material is earth itself, this means just earth or soil, in its wide variety: sand, earth, gravel, stones, etc. It becomes stable when another noble material is added, lime.  It was used throughout history by the Romans, Greeks, Mayas, etc.

The appropriate combination of earth and lime gives it the needed stability  to preserve its shape and give an incomparable performance in terms of durability, elasticity (needed for seismic tremors) and excellent behavior with water and humidity by releasing inner moisture and not absorbing outside moisture.

We honor these ancient materials and want to bring them back into use with other building techniques, like the continuous bag of stable earth. With it, we reach the maximum efficiency creating spherical shapes and circular patterns, like igloos or yurtas (the Mongolian family tent), but built with the durability and steadiness of stone.

Also using these materials we avoid the gas asbestos emanated from plastic, fiber glass and other insulation materials.  We also avoid radiation from  concrete, which is one of the most contaminating building materials since it take up too much energy to produce it and in a subtle way affects the environment.

For all these reasons, we work in nature, for nature and to serve your health and wellbeing.

We have three goals:

  1. Building school.  Spread the technique by teaching the method and how to work with these materials.
  2. Humanitarian use, for instance those who have suffered through a natural disaster or a war.  We would help them by teaching the system and helping them build houses and basic shelters.
  3. Room addition. Build the next house, garage or extra room.

We also use other building techniques like cave dwellings in hills.  Also, straw bale building using different techniques like jumbo straw bales self bearing walls, Nebraska method (small straw bales with a wooden structure) or the Greb technique (putting all materials in one piece, mud, straw, wood), or cane and mud structures.

We are starting a new building course with with continuous bag filled with stabilized earth, to be taught in Castellón (eastern coast of Spain, near Valencia) in the next weeks, beginning in march. If you want to participate or just want information about the time schedule, tell us.

Please, if you are interested in any of these building techniques, we kindly will give you more information about it.

We speak English, we build with love and sustainability for harmony and durability.