Materiales Constructivos

17 de Junio, 2016

Las grietas están empezando a aparecer. Autor: Dean McCartney.

Por sí mismo, el hormigón es un material de construcción muy perdurable. El magnífico Panteón en Roma, la mayor cúpula de hormigón no reforzado del mundo, está en excelentes condiciones después de casi 1.900 años. Y sin embargo, muchas estructuras de hormigón del siglo pasado - puentes, carreteras y edificios - se desmoronan. Muchas estructuras de hormigón construidas este siglo quedarán obsoletas antes de la finalización del mismo.

pantheon-de-agripa
El Panteón de Agripa, en Roma. 118 y 125 d. C.

 

Dada la supervivencia de las estructuras antiguas, esto puede parecer curioso. La diferencia fundamental es el moderno uso del refuerzo de acero, conocido como armado de acero corrugado, oculto dentro del hormigón. El acero se obtiene principalmente del hierro, y una de las propiedades inalterables de hierro es que se oxida. Esto arruina la durabilidad de las estructuras de hormigón en formas que son difíciles de detectar y costosas de reparar.

ARPHO_Guia_Contenidos_corrosion
El armado de hormigón de deteriora con el paso del tiempo debido a la oxidación

Si bien la reparación puede estar justificada para preservar el legado arquitectónico de los edificios emblemáticos del siglo XX, como los diseños  de hormigón armado de Frank Lloyd Wright, es cuestionable si esto resulta asequible o conveniente para la gran mayoría de las estructuras. El escritor Robert Curlandia, en su libro “Planet Concret”, estima que los costes de reparación y reconstrucción de las infraestructuras de hormigón, solo en los Estados Unidos, supondrá de billones de dólares - a pagar por las generaciones futuras.

Los viejos puentes necesitan dinero nuevo para ser reemplazados.

image.img-uncropped.1148

Los viejos puentes necesitan dinero nuevo para ser reemplazados.

El refuerzo de acero fue una innovación espectacular del siglo XIX. Las barras de acero corrugado añaden resistencia, lo que permite la creación de largas estructuras en voladizo y delgadas losas con menor apoyo. Se aceleran los tiempos de construcción, ya que se requiere menos hormigón para construir estas losas.

"Estas cualidades, impulsadas por la promoción enérgica y a veces engañosamente difundidas por la industria del hormigón en el siglo XX, llevaron al hormigón a su masiva popularidad."


El hormigón armado compite con las tecnologías de construcción más duraderas, como marcos de acero o de ladrillos tradicionales y mortero. A lo largo de todo el mundo, se han reemplazado opciones sensibles al medio ambiente, de baja huella de carbono como ladrillos de adobe y tapial - prácticas históricas que además podrían resultar más duraderas.

Casa de Adobe premiada con el Terra Award 2016. Edra Arquitectura Km0
Casa de tapial en Ayerbe reconocida con el premio Terra Award 2016. Por Edra Arquitectura km0


Los ingenieros de principios del siglo XX pensaron que las estructuras de hormigón armado perdurarían por mucho tiempo - tal vez 1.000 años. En realidad, su vida útil es más parecida a los 50-100 años, y a veces menor.  Los códigos y políticas de construcción en general, requieren una supervivencia de los edificios de varias décadas, pero el deterioro puede comenzar en tan poco tiempo como 10 años.


Muchos ingenieros y arquitectos apuntan a las afinidades naturales entre acero y hormigón: tienen características de dilatación térmica similares, y la alcalinidad del hormigón pueden ayudar a inhibir la oxidación. Pero todavía hay una falta de conocimiento sobre las cualidades de sus compuestos - por ejemplo, los cambios de temperatura relacionados con la exposición al sol.

Los numerosos materiales alternativos para el refuerzo de hormigón - tales como acero inoxidable, bronce de aluminio y materiales compuestos de fibra de polímero – todavía no son ampliamente utilizados. La asequibilidad de refuerzo de acero no aleado es atractiva para los promotores. Sin embargo, muchos planificadores y promotores no tienen en cuenta los costes extendidos de mantenimiento, reparación o reemplazo.

Luigi Chiesa Wikimedia Commons, CC BY SA
Barato y eficaz, en el corto plazo al menos. Luigi Chiesa / Wikimedia Commons, CC BY-SA


Existen tecnologías que pueden abordar el problema de la corrosión del acero, como la protección catódica, en el que toda la estructura se encuentra conectada a una corriente eléctrica inhibidora de la corrosión. También hay interesantes nuevos métodos para controlar la corrosión, por medios eléctricos o acústicos.

Otra opción es tratar el hormigón con un compuesto inhibidor de la corrosión, aunque estos pueden ser tóxicos y no apropiados para edificios. Hay varios inhibidores no tóxicos, incluyendo nuevos compuestos extraídos de bambú y derivados de bacterias "biomoléculares".

 

"Sin embargo, ninguno de estos  avances puede resolver el problema inherente de que poner de acero dentro de hormigón arruina su magnífica durabilidad potencial."

 

Esto tiene serias repercusiones para el Planeta. El hormigón es el tercer mayor contribuyente a las emisiones de dióxido de carbono, después de automóviles y plantas de energía alimentadas con carbón. La fabricación de cemento por sí solo es responsable de aproximadamente del 5% de las emisiones de CO globales. El hormigón también constituye la mayor proporción de residuos de construcción y demolición, y representa alrededor de un tercio de todos los residuos de vertedero.

 

El coste medioambiental de la reconstrucción


El reciclaje de hormigón es difícil y caro, reduce su resistencia y pueden catalizar reacciones químicas que aceleran su descomposición. El mundo necesita reducir su producción de hormigón, pero esto no será posible sin la construcción de estructuras más duraderas.

image-20160617-30196-1xkxtx1
La recuperación de las barras de refuerzo: un trabajo caro. Anna Frodesiak / Wikimedia Commons

En un artículo reciente, sugiero que la aceptación generalizada de hormigón armado podría ser la expresión de un punto de vista tradicional, dominante y en última instancia destructivo de la materia como algo inerte. Pero el hormigón armado no es realmente inerte.

El hormigón se considera habitualmente como un material similar a la piedra, monolítico y homogéneo. De hecho, es una mezcla compleja de piedra caliza calcinada, materiales similares a la arcilla y una amplia variedad de roca o agregados arenosos. La caliza en sí es una roca sedimentaria compuesta de conchas y corales, cuya formación está influida por muchos factores biológicos, geológicos y climatológicos.

Esto significa que las estructuras de hormigón, con todas sus cualidades superficiales similares a la piedra, en realidad están hechas de los esqueletos de criaturas marinas molidas con roca. Se necesitan millones y millones de años para que estas criaturas marinas vivan, mueran y formar la piedra caliza. Esta escala de tiempo contrasta fuertemente con la vida útil de los edificios contemporáneos.

El acero a menudo se percibe como un material inerte y resistente también. Términos tales como "edad de hierro" sugieren una antigua durabilidad, a pesar de que los artefactos de la edad de hierro son relativamente raros, precisamente porque se oxidan. Si el acero de la construcción es visible, se puede mantener - por ejemplo, cuando el puente del puerto de Sydney está pintado y repintado varias veces.

 

 

"Se necesitan millones y millones de años para que estas criaturas marinas vivan, mueran y formar la piedra caliza. Esta escala de tiempo contrasta fuertemente con la vida útil de los edificios contemporáneos."

 

 

Sin embargo, cuando se integra en el hormigón, el acero permanece oculto pero en secreto está activo. La humedad que entra a través de miles de diminutas grietas crea una reacción electroquímica. Un extremo de la barra de refuerzo se convierte en un ánodo y la otra en un cátodo, formando una "batería" que impulsa la transformación del hierro en óxido. La corrosión puede ampliar la barra de refuerzo hasta cuatro veces su tamaño, ocasionando la ampliación de grietas y forzando el hormigón a fracturar y romperse, en un proceso llamado desconchado, más conocido como "el cáncer hormigón".

 

"La humedad que entra a través de miles de diminutas grietas crea una reacción electroquímica. Un extremo de la barra de refuerzo se convierte en un ánodo y la otra en un cátodo, formando una "batería" que impulsa la transformación del hierro en óxido."


El cáncer del hormigón no es bonito. Sarang / Wikimedia Commons
El cáncer del hormigón no es bonito. Sarang / Wikimedia Commons

Sugiero que tenemos que cambiar nuestra forma de pensar, reconociendo el hormigón y el acero como materiales vibrantes y activos. No se trata de cambiar los hechos, sino de reorientar nuestra manera de entender y actuar sobre estos hechos. Evitar los residuos, la contaminación y la reconstrucción innecesaria, exige pensar mucho más allá de las concepciones disciplinarias de tiempo, y esto es especialmente cierto para  la industria de la construcción.

Las civilizaciones colapsadas del pasado nos muestran las consecuencias del pensamiento a corto plazo. Debemos centrarnos en la construcción de estructuras que resistan al paso del tiempo - no vaya a ser que nos encontremos con descomunales artefactos abandonados que no resulten adecuados por más tiempo para su propósito original tal como las estatuas de la Isla de Pascua.

 

Autor: Dean McCartney.

Traducción: Bárbara Mas

Fuente: www.theconversation.com

 


The problem with reinforced concrete

June 17, 2016

The cracks are starting to show. By Dean McCartney

 

By itself, concrete is a very durable construction material. The magnificent Pantheon in Rome, the world’s largest unreinforced concrete dome, is in excellent condition after nearly 1,900 years. And yet many concrete structures from last century – bridges, highways and buildings – are crumbling. Many concrete structures built this century will be obsolete before its end.

pantheon-de-agripa
Pantheon of Agripa, Rome. 118 - 125 b. C

 

Given the survival of ancient structures, this may seem curious. The critical difference is the modern use of steel reinforcement, known as rebar, concealed within the concrete. Steel is made mainly of iron, and one of iron’s unalterable properties is that it rusts. This ruins the durability of concrete structures in ways that are difficult to detect and costly to repair.

While repair may be justified to preserve the architectural legacy of iconic 20th-century buildings, such as those designed by reinforced concrete users like Frank Lloyd Wright, it is questionable whether this will be affordable or desirable for the vast majority of structures. The writer Robert Courland, in his book Concrete Planet, estimates that repair and rebuilding costs of concrete infrastructure, just in the United States, will be in the trillions of dollars – to be paid by future generations.

Los viejos puentes necesitan dinero nuevo para ser reemplazados.

image.img-uncropped.1148

Old bridges need new money to replace.

Steel reinforcement was a dramatic innovation of the 19th century. The steel bars add strength, allowing the creation of long, cantilevered structures and thinner, less-supported slabs. It speeds up construction times, because less concrete is required to pour such slabs.

 

These qualities, pushed by assertive and sometimes duplicitous promotion by the concrete industry in the early 20th century, led to its massive popularity.

 

Reinforced concrete competes against more durable building technologies, like steel frame or traditional bricks and mortar. Around the world, it has replaced environmentally sensitive, low-carbon options like mud brick and rammed earth – historical practices that may also be more durable.

 

Early 20th-century engineers thought reinforced concrete structures would last a very long time – perhaps 1,000 years. In reality, their life span is more like 50-100 years, and sometimes less. Building codes and policies generally require buildings to survive for several decades, but deterioration can begin in as little as 10 years.

 

Many engineers and architects point to the natural affinities between steel and concrete: they have similar thermal expansion characteristics, and concrete’s alkalinity can help to inhibit rust. But there is still a lack of knowledge about their composite qualities – for example, in regard to sun-exposure-related changes in temperature.

 

The many alternative materials for concrete reinforcement – such as stainless steel, aluminium bronze and fibre-polymer composites – are not yet widely used. The affordability of plain steel reinforcement is attractive to developers. But many planners and developers fail to consider the extended costs of maintenance, repair or replacement.

Luigi Chiesa Wikimedia Commons, CC BY SA
Cheap and effective, in the short term at least. Luigi Chiesa/Wikimedia Commons, CC BY-SA


There are technologies that can address the problem of steel corrosion, such as cathodic protection, in which the entire structure is connected to a rust-inhibiting electric current. There are also interesting new methods to monitor corrosion, by electrical or acoustic means.

 

Another option is to treat the concrete with a rust-inhibiting compound, although these can be toxic and inappropriate for buildings. There are several new non-toxic inhibitors, including compounds extracted from bamboo and bacterially derived “biomolecules”.

 

Fundamentally, however, none of these developments can resolve the inherent problem that putting steel inside concrete ruins its potentially great durability.

 

This has serious repercussions for the planet. Concrete is the third-largest contributor to carbon dioxide emissions, after automobiles and coal-fuelled power plants. Cement manufacturing alone is responsible for roughly 5% of global CO emissions. Concrete also makes up the largest proportion of construction and demolition waste, and represents about a third of all landfill waste.

 

The environmental costs of rebuilding

Recycling concrete is difficult and expensive, reduces its strength and may catalyse chemical reactions that speed up decay. The world needs to reduce its concrete production, but this will not be possible without building longer-lasting structures.

Rebar reclamation: an expensive job. Anna Frodesiak/Wikimedia Commons
Rebar reclamation: an expensive job. Anna Frodesiak/Wikimedia Commons

In a recent paper, I suggest that the widespread acceptance of reinforced concrete may be the expression of a traditional, dominant and ultimately destructive view of matter as inert. But reinforced concrete is not really inert.

 

Concrete is commonly perceived as a stone-like, monolithic and homogeneous material. In fact, it is a complex mix of cooked limestone, clay-like materials and a wide variety of rock or sandy aggregates. Limestone itself is a sedimentary rock composed of shells and coral, whose formation is influenced by many biological, geological and climatological factors.

 

This means that concrete structures, for all their stone-like superficial qualities, are actually made of the skeletons of sea creatures ground up with rock. It takes millions upon millions of years for these sea creatures to live, die and form into limestone. This timescale contrasts starkly with the life spans of contemporary buildings.

 

Steel is often perceived to be inert and resilient too. Terms such as “Iron Age” suggest an ancient durability, although Iron Age artefacts are comparatively rare precisely because they rust. If construction steel is visible, it can be maintained – for instance, when the Sydney Harbour Bridge is repeatedly painted and repainted.

 

However, when embedded in concrete, steel is hidden but secretly active. Moisture entering through thousands of tiny cracks creates an electrochemical reaction. One end of the rebar becomes an anode and the other a cathode, forming a “battery” that powers the transformation of iron into rust. Rust can expand the rebar up to four times its size, enlarging cracks and forcing the concrete to fracture apart in a process called spalling, more widely known as “concrete cancer”.

Rebar reclamation: an expensive job. Anna Frodesiak/Wikimedia Commons
Concrete cancer: not pretty. Sarang/Wikimedia Common


I suggest that we need to change our thinking, to recognise concrete and steel as vibrant and active materials. This is not a case of changing any facts, but rather of re-orientating how we understand and act on those facts. Avoiding waste, pollution and needless rebuilding will require thinking well beyond disciplinary conceptions of time, and this is especially true for the building and construction industries.

The collapsed civilisations of the past show us the consequences of short-term thinking. We should focus on building structures that stand the test of time – lest we end up with hulking, derelict artefacts that are no more fit for their original purpose than the statues of Easter Island.

Autor: Dean McCartney.

Traducción: Bárbara Mas

Fuente: www.theconversation.com

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

¿Sabías que en por cada tonelada de cemento que utilizamos se emite al medio ambiente una tonelada de CO2? La construcción es uno de los sectores que más influye en el cambio climático entre otras razones, porque la fabricación de cemento Portland implica una emisión considerable de CO2, que supone el 5% del balance total de emisiones mundiales.

Presentación1

 

En realidad,  la huella ecológica del mundo creció un 50% desde 1970 a la actualidad, debiéndose dicho incremento fundamentalmente al aumento en el consumo de la energía eléctrica necesaria para producir bienes y servicios.

 

¿Qué Es la huella de Carbono?

Las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), principalmente dióxido de carbono (CO2), metano (CH4), óxido nitroso (N2O), ozono (O3) y vapor de agua, provocan cambios en la composición de la atmósfera terrestre alterando el flujo natural de radiación infrarroja absorbida por la superficie y provocando un incremento en la temperatura del planeta o calentamiento global. Cualquier proceso que altere el balance de la energía en la atmósfera conducirá a un eventual cambio climático.

huella_carbono_01

En especial el CO2 emitido en los procesos energéticos mundiales, es uno de los grandes problemas climáticos de nuestro tiempo. Existen evidencias constatables de que la mayor parte del calentamiento global ha sido causado por las actividades humanas. Hoy día, casi todas las actividades que realizamos (movilidad, alimentación y bienes que utilizamos) implican un consumo de energía, lo que significa contribuir a las emisiones a la atmósfera.

La huella de carbono se conoce como «la totalidad de GEI emitidos por efecto directo o indirecto de un individuo, organización, evento o producto». Para medir este impacto ambiental se lleva a cabo un inventario de emisiones de GEI o un análisis de ciclo de vida según la tipología de huella, siguiendo normativas internacionales reconocidas1. Una vez conocida huella, es posible implementar una estrategia de reducción y/o compensación de emisiones, a través de diferentes actuaciones.

1 ISO 14064, PAS 2050 o GHG Protocol entre otras.

formacion-calculo-huella-1La medición de la HUELLA DE CARBONO, representa una medida para la contribución de las organizaciones a ser entidades socialmente responsables y un elemento más de concienciación sobre prácticas más sostenibles en las organizaciones y a nivel de cada ciudadano.

 

“La sostenibilidad comienza con cada persona”

-Nader Khalili-

Padre de la técnica de Superadobe

1936-2008

 

Huella de Carbono del sector de la Construcción

El hormigón es el material de construcción más empleado en el mundo, y tras el agua, es el  producto más consumido del planeta. Cada año, la industria del hormigón emplea 1.6 billones  de toneladas de cemento, 10 billones de toneladas de roca y arena y un billón de toneladas de  agua. Cada tonelada de cemento, requiere 1.5 toneladas de roca caliza así como del consumo  de combustibles fósiles, con un coste ambiental de 1 toneladas de CO2 emitida por cada tonelada de cemento producida. Debido a este alto coste ambiental, las cementeras están ajustando los procesos de fabricación para reducir y compensar las emisiones, instalando superficies de carbonatación en las chimeneas, o mediante algas que se alimentan de humos ricos en Dióxido de Carbono.

 

“El sector cementero es responsable de alrededor del 5% de las emisiones de CO2,  principal gas productor del efecto invernadero y cambio climático”

(Humphreys and Mahasenan 2002)

 

HUELLA DE CARBONO DE UN PROYECTO DE BIOCONSTRUCCIÓN

carbonPara calcular la huella de carbono de un proyecto de bioconstrucción es necesario saber cuánto consumimos en gas, electricidad, combustible,  cuánto se está emitiendo en los procesos de fabricación de los materiales que emplearemos, cuántos km recorren nuestros materiales hasta llegar a pie de obra, qué consumos provienen de los medios mecánicos utilizados al construir, etc.

La huella de carbono se mide en "toneladas de CO2 por año". En los países industrializados, la media está en 11 Tn/año.

 

El Superadobe y la Huella de Carbono

Construir una vivienda saludable, sostenible, energéticamente eficiente y levantada a partir de materiales naturales y autóctonos y que se ensamblan de manera artesanal sin necesidad de maquinaria pesada, es posible. El Superadobe, es una técnica de arquitectura en tierra con más de 30 años de investigación y experiencia, que cumple con todos estos requisitos.

 

“Construir con tierra es, replantearse a la vez global y localmente el empleo de los recursos de nuestro planeta asociando tierra, agua y sol, en un verdadero desafío técnico, cultural, social, económico y medioambiental.”

CRATerre, manifiesto para construir con tierra cruda

 

La técnica de Superadobe es una de las técnicas de bioconstrucción más ecológicas, no solo en cuando a la utilización de materiales naturales y reciclables, sino también por el prácticamente uso nulo de medios mecánicos durante la construcción, la mimetización con el entorno de las estructuras por sus formas orgánicas, la generación de 0 residuos de obra y el reducido nivel de emisiones debido a que el principal material utilizado es la tierra cruda y la cal.

La huella ambiental generada durante el proceso de construcción vendrá dada principalmente por las huellas de fabricación de los estabilizantes utilizados, el alambre de espino y el saco tubular de polipropileno utilizados, así como por del  transporte de todos ellos hasta el punto de trabajo.

La tierra puede ser extraída del propio terreno, aunque generalmente esto necesitará de ayuda mecánica (una pala excavadora) o bien se trae de puntos extractivos cercanos (en este caso habrá que considerar la pala excavadora y el camión de transporte. Solo en el caso de que la tierra se extraiga en el punto de construcción mediante medios manuales, se estará aportando una emisión nula por este material.

El hecho de utilizar un mínimo de recursos mecánicos11737813_1590369141187954_7692106948135870680_n durante la construcción (normalmente se utiliza una hormigonera y a veces un generador) lo convierte en un sistema prácticamente limpio de emisiones, aunque implica un mayor esfuerzo físico de los constructores, ya que se edifica de forma manual y artesanal.

La cal, material utilizado como estabilizante más idóneo en la arquitectura con tierra, reabsorbe y fija el CO2 del ambiente de por vida, y emite moléculas de agua en un proceso de calcificación constante a lo largo de la vida del edificio.

slide_33

El polipropileno, utilizado en el ensacado de tierra del Superadobe, es un termoplástico semicristalino, inerte, totalmente reciclable, cuya incineración no tiene ningún efecto contaminante y su tecnología de producción es la de menor impacto ambiental. Además de servir de encofrado del adobe, tiene otros usos bioconstructivos, como elemento separador de drenajes, como protector de las láminas impermeabilizantes y como sustitutivo del contaminante PVC en las tuberías, por su resistencia al calor y a los detergentes.

DSC019781

El impacto derivado de su fabricación (por 1Tn de PP se emiten 1,34 Tn de CO2) se reduce debido al hecho de que se maximiza su uso hasta su biodegradación por exposición solar (tiene una vida útil de 300 hs. de sol).  Su sustitución por saco de yute no resulta eficaz, debido a que el saco de yute se deforma y se pudre. Sin embargo 1 Tn de planta de yute absorbe 15 Tn de CO2 durante su vida y libera a demás 11 Tn de oxígeno. No necesita fungicidas y se alimenta tan solo de agua. Es recomendable reservarlo para otros usos, como por ejemplo, de malla de soporte para revestimientos naturales (siempre en interior).

 

¿Quieres conocer tu Huella de Carbono Personal?

La huella de carbono personal es una herramienta, que nos permite evaluar con precisión nuestras emisiones de gases de efecto invernadero derivadas de nuestras acciones y por lo tanto la participación en el calentamiento global en todos los ámbitos de nuestra vida.

La calculadora personal de la huella de carbono tiene todo en cuenta, "desde las compras de calzado a las vacaciones esquiando, pasando por la calefacción y la carne que se consume.

Con tu factura anual de gas, electricidad, kilometraje (aproximado) por desplazamiento en coche y avión (el sitio web tiene una lista de distancias de ciudad a ciudad de todo el mundo), y con el consumo de alimentos, productos y servicios, el sitio permite conocer todos los detalles de tus propias emisiones de gases de efecto invernadero (incluyendo el metano expedido por la crianza de los animales que se consumen)

 

Calcula tu huella de carbono personal aquí (en inglés)

Calcula tu huella de carbono aquí (en español)

Huella-Carbono-Eventos-1132x509


Fuentes:

  1. www.huellacarbono.es
  2. https://espanol.epa.gov/
  3. http://huilquilemu.blogspot.com.es/2010/05/el-adobe-y-la-huella-de-carbono.html
  4. http://horsost.blogs.upv.es/2014/11/08/cuanto-co2-se-emite-cuando-empleamos-hormigon/
  5. http://tecnologiadelosplasticos.blogspot.com.es/2011/06/polipropileno.html
  6. Estudio comparativo de bolsas de plástico degradables versus convencionales mediante la herramienta de Análisis de Ciclo de Vida. Instituto Nacional de Medio ambiente. México. Julio 2009
  7. HUELLA ECOLÓGICA DEL CEMENTO- Laboratorio de Ingeniería Sostenible. Junio 2010
  8. ASIPLA Análisis del Impacto de los Gases de Efecto Invernadero en el Ciclo de Vida de los Embalajes y Otros Productos Plásticos en Chile V1.0

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Curso de Formación Intensivo en Bioconstrucción con Superadobe

Instituto de Bioconstrucción y Sostenibilidad Domoterra. Monroyo (Teruel)

Próximas convocatorias:

            1 a 12 de Julio

            25 de Agosto a 5 de Septiembre

Programa: El programa formativo consta de una parte teórica y la práctica en construcción real. Durante este curso construiremos un domo completo, estudiando todas y cada una de las fases necesarias para la construcción de una estructura modular de Superadobe en domo.
Aprenderemos a utilizar la cal como elemento estabilizador 100% natural, ecológico y de excelentes cualidades constructivas, así como a integrar materiales reciclados y restaurados en nuestra construcción, Conoceremos los fundamentos de la construcción ecológica, en un entorno natural y sostenible.

Más info aquí

 


Curso de Revocos Naturales  para Exteriores e Interiores - Junio 2017

Fechas: 9 a 14 de Junio

Lugar: El Jardín de Gaia. El Escorial (Madrid)

Completo workshop en el que se instruirá en la aplicación de revestimientos naturales para Bioconstrucción, con cal, tierras, arcillas, pigmentos minerales, fibras vegetales...,  adaptados a exteriores e interiores. Impartido por Domoterra y el estudio de arquitectura Alen y Calche, especialistas en arquitectura sostenible, aplicaciones decorativas y revestimientos para una vivienda sana, con 30 años de experiencia en el sector.

Más info aquí


 

Más info aquí


 

 

Curso Intensivo de Construcción con Superadobe en Bóveda y Bóveda Catalana / Superadobe Earth Architecture & Catalan Vault Workshop

 Instituto de Bioconstrucción y Sostenibilidad Domoterra. Monroyo (Teruel)

Fechas:  31 de Julio  a 13 de Agosto

Únete a los arquitectos expertos en Superadobe Iliona Khalili y Tommaso Bazzechi, al maestro especialista en la técnica de bóveda catalana a nivel internacional Salvador Gomis Aviño  y a Quique Salgado y Bárbara Mas, formadores de Domoterra para vivir la experiencia de un taller avanzado de 15 días en los que trabajaremos con nuestras manos, con la tierra, el fuego, agua y aire, para construir una estructura en bóveda utilizando la técnica mixta de Superadobe en combinación con la bóveda catalana de ladrillo.

Más info aquí


Intensivo de Formación en Superadobe – Septiembre 2017

Fechas: 18 a 30 de Septiembre 2017

Lugar: Ecocentre du Périgord, Lieu-dit Froidefon (Saint Pierre de Frugie) Francia.

Formación intensiva de 13 días en los cuales construiremos un domo completo, de principio a fin, estudiando todos y cada uno de los pasos de esta estructura.

Más info aquí


Consultas sobre cualquier taller a través de: contacto.domoterra@gmail.com

Tlf: +34 667 279 617 / +34 722 687548

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

Guardar

6 Comments

Hemos tardado mucho en animarnos a escribir este artículo, por lo polémico que resultará desmitificar leyendas bien arraigadas y derribar tabúes que persiguen a la técnica del Superadobe, y que son aplicables también a otras técnicas de construcción con tierra en auto-construcción. Aquí va sin embargo este texto, que intenta resumir algunas ideas preconcebidas, y no muy acertadas para la persona que se aventura a construir su casa con tierra. Este artículo no pretende desanimar a nadie, sino más bien todo lo contrario, hacerle llegar una percepción más ajustada a la realidad, tras años de experiencia construyendo y formando a personas para que puedan construir su casa de tierra con sus manos.
 
 
Construir una  de Superadobe es muy fácil, leo un libro y me la hago
 
Hay personas que nos escriben para hacernos algunas consultas técnicas como paso previo a la construcción de su propio proyecto. Al preguntarles por su formación nos dicen que han leído algún libro y visto algún vídeo. Algunas incluso no tienen ninguna experiencia previa en construcción, albañilería o similar. Lo cierto es que cuando llega la hora de la verdad, surgen muchos inconvenientes naturales cuando no se ha hecho algo antes.
En primer lugar les diría a estos intrépidos valientes, que leer uno o más libros sobre 1781990_751298551585003_7662614024357325743_nSuperadobe aunque estos provengan de las fuentes adecuadas, no es suficiente formación como para pasar a la práctica de construir una casa de 40, 80 o más metros cuadrados con garantía de éxito. Estas indicaciones están pensadas para la construcción de pequeños domos-refugio, en caso de emergencia. Una casa al uso requiere domos mucho mayores. Cada cúpula que forma parte de una casa, requiere entre 30 y 40 toneladas de material, que descansarán sobre nuestras cabezas y las de nuestra familia; y aunque lo hagan reposando en la forma estructural más estable que existe en la naturaleza -el arco y la cúpula- hay que saber cómo construir adecuadamente este arco y cúpula, según la técnica elegida para ello. Es invaluable un entrenamiento previo, conocer las medidas de seguridad al construir, la forma de asegurar la integridad estructural, los principios básicos de diseño, valorar el esfuerzo que supone construir un domo con tus manos.... Estas percepciónes son fáciles de obtener, en tan solo 10 o 15 días, asistiendo a un curso previo al inicio de nuestro proyecto particular.
10384517_751296731585185_1611825537941146118_nAsistir a un curso de Superadobe antes de enfrentarnos a la construcción de nuestro ogar de tierra es una decisión inteligente; nos entrenamos en los conocimientos teóricos y prácticos sobre este tipo de viviendas, en un entorno seguro, monitorizado por especialistas, de tal manera que los posibles errores derivados de la falta de experiencia no serán trasladados a nuestro proyecto personal, con el consiguiente ahorro de costes, tiempo, esfuerzo y mejora de la seguridad de nuestra casa.
Hacerme yo mismo una casa de Superadobe no requerirá mucho esfuerzo
Es cierto que no necesitamos entrenarnos físicamente como hizo Rocky en la película cuando preparaba el campeonato de boxeo, pero sería un error negar que construir un hogar de tierra supone un reto físico, no importa la técnica elegida. Este proyecto requerirá todo lo mejor de ti, tu entusiasmo, energía, corazón, aptitud mental y bastante esfuerzo físico. Es más, el propio proceso de construcción fortalecerá tu 10603656_704946422886883_6544674424642550734_nmente y espíritu, la hará una persona más resolutiva y llevará tus límites mucho más allá de lo que nunca imaginaste. El que algo quiere, algo le cuesta. La recompensa es indudable.
"Edificar con Earth-Bag implica ser determinante. Determinante porque sólo los valientes adoptan un método de construcción diferente a lo convencional. Determinante porque la gente construye casas con esta técnica recién aprendida. Y determinante porque los materiales son básicos, elementales y primarios" - Gernot Minke -
 
Voy a hacerme una casa yo solito
​El Superadobe es una técnica de construcción ideada para el trabajo en equipo​.
Solo es necesario que una persona que haya sido entrenada correctamente en la técnica, para poder enseñar a otras, y generar un equipo capaz de construir una casa: tus amigos, hermanos, familia... Las personas con más dificultades físicas o menor resistencia pueden hacer algunos trabajos que no requieren de una gran fuerza física, y que son tan importantes en la cadena de trabajo como cualquier otro. Cada acción que contribuye al flujo de trabajo cuenta y favorece la sinergia. Hay tareas para todos, desde trasnportar una carretilla cargada, hasta traer agua fresca al que parece más acalorado. Es una técnica integradora, en la que todos tienen cabida, y esto hace que el trabajo de construir se convierta en un verdadero disfrute.
11138094_832413096806881_5553789652963690296_n
La persona que decide construir sola, tendrá que hacer el rol de al menos otras dos personas, lo cual resultará agotador, frustrante y aburridísimo. Una parte muy importante del espíritu con el cual fue creada la técnica de Superadobe por Nader Khalili, es el poder del trabajo en equipo. El Superadobe nos ofrece una oportunidad prefecta para que podamos demostrarnos nuestra capacidad para funcionar en equipo, que funcionemos buscando el bienestar de nuestro compañero, el bien común, que pongamos nuestro afán de superación en generar armonía dentro de un colectivo. Ese es el verdadero espíritu del Superadobe; buscar la sinergia en el grupo; el 'unidos somos más'.
 
Los revocos son lo más sencillo de todo; lo recubro todo de barro y ya está
Craso error. Obtener un revoco resistente a la erosión del agua y los impactos, impermeable y al mismo tiempo transpirable, no es una tarea tan simple. Es necesario, como el cualquier cosa bien hecha, aplicar una técnica, un método y seguir una serie de pautas, una sabiduría vernácula lograda tras la experiencia de muchos constructores del pasado... para concluir con éxito esta etapa de la construcción de nuestra casa.
  1375885_728707550510770_2995569092590603297_n
Nada es subestimable. Cada sistema de bioconstrucción requiere de una adaptación de revocos, el empleo de la cal, la manera de obtener una buena impermeabilización, sin futuras humedades, agrietamientos, abombamientos en el revestimiento. Hay profesionales especializados en acadados naturales con más de 30 años de experiencia, que han forjado su saber a base de estudio e investigación continua, y una basta experiencia práctica. Pretender atajar en tan solo unas horas de lectura y visualización de varios vídeos, no nos garantiza el éxito en esta fase de la construcción de nuestra casa... aunque podría ser que si. Si no quieres dejarlo al azar, fórmate con unos buenos profesionales en ésta materia, o contrata sus servicios para garantizar la calidad final de tus acabados.
IMG-20150520-WA0001
Una casa de Superadobe es baratísima
​Existe una idea muy extendida de que hacerse una casa de tierra es muy muy barato, y en realidad si que lo es, siempre que utilicemos la tierra del lugar, la extraigamos a mano, y construyamos nosotros mismos toda la casa.
10556456_699300696784789_6610759471750828603_nCuando compramos la materia prima, o bien contratamos una máquina extractora para evitar este gran trabajo, y emplear así nuestros esfuerzos en la construcción de nuestro proyecto, los costes empiezan a sumar. Una casa de Superadobe requiere la movilización de una gran cantidad de toneladas de tierra, su análisis, extracción, cribado, transporte y preparación a pie de obra, etc.) solo antes de ser introducida en los sacos. Esto conlleva mano de obra, conocimientos y recursos, que se traducirán en costes para el propietario de la vivienda, o bien en una buena cantidad de trabajo y tiempo para el mismo, con un presupuesto mucho más  económico.
Finalmente, si hacemos un presupuesto realista de una casa de Superadobe construida por un equipo técnico, el precio del m2 rondará los 650 €/m2, y el precio final con todos los acabados incluidos puede alcanzar los 800 €/m2, pudiendo ser incluso mayor, si estos acabados son más exclusivos, o menor, si somos unos amantes del reciclaje y los trabajos manuales.
Cada acción de auto-construcción contribuirá al abaratamiento de los costes finales de ejecución. Si contratamos todos los servicios de construcción, de principio a fin, el precio por m2 construido es muy similar al de la construcción convencional, aunque con muchas ventajas constructivas que lo convierten en una inteligente elección: excelente comportamiento bioclimático, con el consiguiente ahorro en costes de climatización tanto en verano como en invierno - que puede cuantificarse en más de 2.000 € anuales para un hogar medio -, resistencia anti-sísmica a terremotos de gran magnitud (testados por medio de simulaciones y auditados por el Comité Anti-Sísmico de California en el Instituto para las Artes y la Arquitectura en Tierra Cal-Earth; recientemente ha habido domos que han resistido en perfecto estado estructural los dos terremotos consecutivos de Nepal, de escalas 7.8 y 7.3 DSC00578respectivamente), resistencia a otros agentes naturales como huracanes e inundaciones, protección antibalas, aislamiento acústico y electromagnético, contra todo tipo de ondas externas no deseadas, excelente feng-shui, etc.
 
Una casa de Superadobe es una excelente opción para construir un hogar sano, seguro, armónico y con una relación calidad-precio muy favorable; incluso si desmitificamos algunas leyendas no muy exactas.
Compártenos en:
facebook-logoTwitter_logo

Domoterra participará en las Jornadas Formativas 'Construyendo con la Tierra Hoy' que organiza la Universidad de Granada, junto con la Fundación CICOP y la Asociación Nacional del Patrimonio, durante los meses de Febrero y Marzo.

Estas jornadas tienen como objetivo el acercamiento de las técnicas de construcción con tierra al mundo académico y profesional, de la mano de distintos profesionales y estudiosos de diferentes técnicas de arquitectura en tierra, como el COB, tapial, el adobe tradicional, las balas de paja o el superadobe.

Van dirigidas a estudiantes y titulados en Arquitectura, Arquitectura Técnica y Aparejadores, Geología, Física, Química, Ingeniería, Arqueología, Bellas Artes y Restauración, así como a profesionales sin esta titulación específica, que reunan experiencia en materiales de construcción y en restauración de edificios históricos.

Más info e inscripciones en el Instituto de Conservación y Restauración de Bienes Culturales de la Fundación CICOP

cartel construyendo hoy con la tierraComparte esta noticia en:

facebook-logoTwitter_logo

 

Interior1
El sistema constructivo de Superadobe, es una proyección moderna del adobe tradicional, al que se han integrado tecnologías actuales, para su evolución y mejora. Consiste en crear ladrillos circulares con sacos tubulares rellenos de tierra estabilizada con cal. Los sacos son compactados y dispuestos en hiladas para construir muros estructurales y de cerramiento. La forma de cúpula (domo) que generalmente adopta la estructura, le confiere mayor resistencia y resuelve tanto la fachada como la cubierta con un mismo sistema.

Los sacos rellenos se disponen por hiladas en torno a un centro. Se usan 2 compases, para generar cúpulas ojivales, más estables que las semicirculares. Entre cada capa se coloca un cable de alambre de espino galvanizado. El resultado es una estructura que trabaja a compresión, por efecto de su enorme peso, así como a tensión, debido al trabajo del alambre. La estructura es flexible y al tiempo que resistente.

 

¿Qué ventajas directas tiene para mi elegir este sistema constructivo para mi casa?

Ventanal ExtResistencia Estructural. El sistema se fundamenta en la geometría del arco y la bóveda, las estructuras más estables de la Naturaleza ya que trabajan en armonía con la gravedad, la fricción, la exposición mínima y la compresión simple, sin esfuerzos tangenciales.

El domo es una unidad estable y resistente a esfuerzos y tensiones repentinas, como la componente horizontal de un movimiento sísmico, o las cargas vivas que soportará a lo largo su vida. Su estructura solidaria lo hace muy resistente y duradero.

20150515_155405-960x720

Comportamiento Bioclimático. Debido al espesor de sus muros de tierra, estas casas ofrecen un excelente comportamiento térmico, resultando cálidas en invierno y frescas en verano. Necesitan muy poca energía para calentarse y prácticamente ninguna para refrigerarse.

La tecnología de climatización pasiva y ventilación natural permite una reducción de las necesidades energéticas de la vivienda, estimadas de un mínimo de 1.350 €/anuales.

Aislamiento Acústico y Electromagnético. Los muros elaborados con tierra ofrecen un elevado aislamiento acústico ya que la tierra no transmite bien las ondas, resultando una eficaz barrera contra los ruidos indeseados y creando espacios saludables y limpios de cualquier radiación exterior, tales como líneas de alta tensión, antenas de telefonía, etc.

Están a salvo del deterioro producido por la carcoma y otros xilófagos. Su mantenimiento es mínimo y su capacidad de duración, ‘eterna’. Ecológicas y saludables para el medio ambiente y para sus habitantes, con todo lo que ello comporta: mejor rendimiento intelectual, calidad de sueño, etc. Sus muros en tierra y cal, permiten la transpiración natural de la estructura, evitando condensaciones y humedad, y filtrando olores y partículas de polución debido a la presencia de arcillas.

140206723302domos

El sistema ha superado los test anti-sísmicos más exigentes, bajo la supervisión de la Comisión para la Seguridad Sísmica de California (ICBO). Está admitido por el Código de Edificación Técnico de este Estado (de los más estrictos a nivel mundial).

Edificaciones ignífugas, al estar construidas con tierra, cal y revocos igualmente ignífugos. Por su solidez extrema y su diseño hidrodinámico, resisten mejor que ninguna otra construcción las inundaciones. Además, este sistema constructivo que no genera escombros ni residuos de obra. Es posible el reciclaje del 100% de todos los residuos generados durante el proceso. Favorece el uso Ventanal Salonde materiales locales. Sin sobrecostes ni impacto energético derivado del transporte, son idóneas para la optimización de costes y recursos cuando se construye en lugares recónditos y apartados, o de difícil acceso.

Son casas de diseño orgánico, redondeadas, integradas en el paisaje, con interiores diáfanos. Su belleza estructural invita a una decoración minimalista, neta y ligera y a la utilización de materiales nobles y naturales en sus acabados, para una calidad y comfort excepcionales.

 

Compártenos en:

facebook-logoTwitter_logo

Hechas para durar y perdurar

Por Bárbara Mas

Las estructuras más resistentes en la naturaleza, trabajando en armonía con la gravedad, fricción, mínima exposición y máxima compresión, son los arcos, cúpulas, bóvedas y formas orgánicas libres. Son los diseños elegidos por la Madre Naturaleza para sustentar y desarrollar la vida; fáciles de aprender y reproducir arquitectónicamente, en combinación  con el material de construcción más abundante del que disponemos: la TIERRA.

Existen varias razones que sustentan la durabilidad de las casas de tierra construidas con el sistema de Superadobe.

La ventaja de la forma

Disponemos de una tecnología para construir de esta forma tan sencilla y simple, basada en principios sostenibles y las formas ancestrales de construcción: el Superadobe, también conocido como Saco Continuo de Tierra Estabilizada o Earth-Bag. El apoyarse en formas curvas, auto-portantes y altamente resistentes la convierte en una técnica de construcción fácil de aprender y reproducir en auto-construcción, siempre que se apliquen unas reglas básicas.

modelo_geometria
Foto: Estudio Estructural de un domo. Por el Ingeniero Samuel Canadell Ruíz.

Una casa construida con muros y formas rectas, sufre un estrés de compresión y tensiones estructurales en constante resistencia a la gravedad. En antigüas construcciones podemos ver cómo algunas vigas en los techos y dinteles, se comban deterioran con los años. Sin embargo, las estructuras en concha ofrecen una mayor durabilidad con el paso del tiempo. Observando el paisaje de nuestra geografía, encontramos por todas partes restos de edificaciones en donde apenas lo único que queda en pié es un arco, o una bóveda, de lo que antaño fue una ermita, iglesia u otro tipo de construcción. ¿Por qué motivo siguen ahí y no han caído como el resto del edificio? La razón es que las estructuras en concha se encuentran ‘cómodas’, en términos de esfuerzos estructurales. 

 Foto: Restos de la basílica visigoda de Recópolis. Zorita de los Canes (Guadalajara). Mandada construir por Leovigildo en honor a su hijo Recaredo en 578.
Foto: Restos de la basílica visigoda de Recópolis. Zorita de los Canes (Guadalajara). Mandada construir por Leovigildo en honor a su hijo Recaredo en 578.

El Superadobe es un sistema relativamente moderno. Nader Khalili ideó y desarrolló esta técnica hace unos 30 años. Las construcciones más antiguas de las que disponemos datan de 25 años de antigüedad y  se encuentran en el Instituto para las Artes y Arquitectura en Tierra Cal-Earth de California, que él mismo fundó. Su estado es perfecto, habiendo superado test de resistencia estructural y pruebas anti-sísmicas bajo la supervisión del ICBO (International Conference of Building Officials), de tal forma que el sistema cumple los requisitos del Código Técnico de Edificación de California, uno de los más exigentes del mundo debido a las importantes fallas geológicas de la zona.

Así mismo se han realizado pruebas sobre estos domos y bóvedas construidos en Superadobe, en las que se comprobó que resisten el doble del peso del que haría colapsar a una casa con un techo a dos aguas.

 La longevidad del adobe tradicional

El Superadobe en una proyección moderna del adobe tradicional, al que se han integrado tecnologías modernas, para su evolución y mejora. Existen multitud de casas tradicionales de adobe, en España sin ir más lejos, que gozan de un perfecto estado de conservación debido a su adecuado mantenimiento. Hablamos de casas construidas a partir de abobe o tapial y madera para la estructura y cubiertas, que a pesar de su diseño de muro recto, cuentan con más de 200 años de vida.  

Casa de labranza de más de 200 años de antigüedad, con anchos muros de adobe que aportan frescor en el verano. Gascueña (Cuenca). España

La cal, el secreto para una larga vida

No podemos olvidarnos además, de la cualidad de durabilidad que la cal, como estabilizante, otorga a la construcción. Un mortero de Superadobe adecuadamente estabilizado con cal, vivirá un proceso de carbonatación constante, de forma que sus muros ganen dureza y resistencia día a día, de forma continuada en el tiempo; la cal tiende a retornar al estado de roca caliza que un día fue.

Foto: La Casa de la Independencia, en Paraguay, es testigo de 200 años de historia. Al fondo, edificios modernos de reciente construcción entre los que convive.
Foto: La Casa de la Independencia, en Paraguay, es testigo de 200 años de historia. Al fondo, edificios modernos de reciente construcción entre los que convive.

Teniendo en cuenta todos estos factores y le proporcionando un adecuado mantenimiento a nuestra casa, podemos disfrutar de construcciones muy durables, además de comfortables y sanas; estructuras vivas, casi eternas. Hechas para durar y perdurar.

Foto: Casa-domo en proyecto Eco-Aldeia Flecha da Mata. Brasil.
Foto: Casa-domo en proyecto Eco-Aldeia Flecha da Mata. Brasil.

  Compártenos en: 
facebook-logoTwitter_logo                                     

“Cada hombre y mujer lleva dentro un médico y un constructor,

para curar y dar refugio a sí mismo.”

-Nader Khalili-

 

Iliona Khalili Zaragoza 2012
Iliona Khalili

El día 5 de Septiembre Iliona Khalili, esposa de Nader Khalili, impartirá una charla sobre Bioconstrucción con Tierra y Arquitectura Cerámica en Espacio Ronda Madrid, a las 19:30 hs. Entrada: 10 € (Reservas e inscripciones en contacto.domoterra@gmail.com)

Ronda de Segovia 50
<M> Puerta de Toledo
Autobuses 3, 23, 35, 41, 148, C1 y C2

 

Así mismo, los días 6, 7 y 8 de Septiembre tendremos el privilegio de celebrar un taller de  Superadobe específico para la construcción de hornos, impartido personalmente por Iliona Khalili, co-fundadora del Instituto Cal-Earth de California y del sistema de Superadobe junto a su esposo, el eminente e internacionalmente reconocido arquitecto iraní Nader Khalili.

 

Imagen2

Construyendo un horno con Superadobe

Introducción a la arquitectura cerámica  

Fecha: 6, 7 y 8 de Septiembre

Lugar: Fresnedilla (Avila)

clay ovenDurante este taller indagaremos las formas de cocinar en comunidad, las casas de cerámica y exploraremos las vías para construir relaciones interpersonales exitosas. Utilizando la arcilla en la construcción de un horno, aprenderemos a esculpir el espacio con la tierra, usando creatividad, improvisación y el diseño sostenible.

Estudiaremos las artes constructivas tradicionales,  las leyes de la estructura y la cerámica así como las tecnologías futuristas de construcción para Marte y la Luna.

Los asuntos más urgentes en nuestro mundo de hoy, causantes de sufrimiento y estrés en la humanidad, tales como los desastres naturales y los provocados por el hombre, así como sus consecuencias, inspiran soluciones innatas a través de los principios eternos de diseño.

PROGRAMA:

DÍA 1: Viernes, 6 de Septiembre

17:00-19:30 Bienvenida al taller.
Desastres debidos al clima extremo y tu hogar.
Tierra, agua, aire y fuego, enemigos y amigos a la vez.
El futuro de vivir en comunidad y de la humanidad.
Presentaciones personales.

20:00 Cena, hora social.

DÍA 2: Sábado, 7 de Septiembre

07:00-08:00 Calentamiento físico - Tierra, Agua, Aire y Fuego en el cuerpo humano.

08:00-10:00 Principios atemporales de la antigua mampostería: experiencia práctica de los arcos, cúpulas y bóvedas resistentes a los desastres y modelos de arcilla.

10:00-10:15 Descanso y refrigerio

10:15-12:00 Manos a la construcción del horno de tierra de la comunidad sostenible. Geometría y diseño: comparación de horno de tierra con tu hogar y cómo adaptarlo para la calefacción y la refrigeración.

12:00-13:00 Almuerzo

13:00-16:00 Siesta, descanso

16:00-20:00 Continuación práctica en la construcción. Manejo del compás para generar un Domo.

20:30 Cena

DÍA 3: Domingo, 8 de Septiembre

07:00-08:00 Ejercicios de calentamiento con Yoga de la Risa.

08:00-10:00 Las estructuras más eficientes: Diseño de casas de cerámica y el flujo de circulación de aire en la Eco-Dome. Continuar práctica en la construcción.

10:00-10:15 Descanso

10:15-12:00 Aplicación cualidades atemporales a través de técnicas simples para mejorar su vivienda actual hoy en día. Continuar práctica en la construcción.

12:00-13:00 Almuerzo

13:00-16:00 Siesta, descanso

16:00-20:00 Finalización de la práctica del horno de adobe. Ayudar a los demás en la auto-construcción y obtener los permisos y licencias de construcción locales.

Ceremonia Final

 20:30 Cena y agradecimientos finales.

_____________________________________________________________________________

Importe: 160 €, incluyendo formación, manutención y alojamiento en régimen de acampada. No se requiere experiencia previa. Becas limitadas disponibles para antiguos alumnos de Domoterra.

 

¿Qué llevar? Ropa cómoda de tabajo, gorra y gafas de sol, botas resistentes y guantes de trabajo.

Para la estancia: Kit de acampada (tienda, saco, esterilla, etc), manta, toalla de baño, linterna, kit de aseo personal, etc.

¿Cómo llegar? Pincha aquí para ver el mapa

Horario de autobuses desde Príncipe Pio, (Madrid) a Sotillo de la Adrada (junto a Fresnedilla) Pincha aquí para ver los horarios

Organiza: Domoterrahorizontal fondo transparente

Más info y reservas: +34 610 55 962 / 655 444 789 / contacto.domoterra@gmail.com

 

Imparte: Logo New Earth

Iliona Khalili

Arquitecta, co-creadora del sistema de Superadobe y fundadora de New Earth UK

Tommaso Bazzechi

Arquitecto, director de Africa4People y New Earth UK

 

(+44) 074 544 664 97 / newearthuk@gmail.com

FB: New Earth UK

 

 523659_10151244181863185_1635896308_n“Mi alma es un horno feliz con el fuego.

 Esto es suficiente para un horno que es el hogar del fuego”

  -Rumi-

 

Pregunta: Me gustaría que defendierais el uso de los sacos de tierra (más concretamente el Superadobe). Es decir, por qué creéis vosotros que es un sistema constructivo viable, que beneficios creéis que aporta en comparación con otros tipos de construcción, sus ventajas...  Estoy seguro de que también podéis aportar algunas experiencias enriquecedoras ya que habéis trabajado mucho en el campo práctico del Superadobe.

 DSC06659

Respuesta:El Superadobe posee numerosas bondades y beneficios de los que podemos disfrutar en nuestra vivienda:

En primer lugar son casas ecológicas, y por tanto sanas para el medio ambiente y para nuestra salud. El arco y la bóveda son las estructuras y formas más fuertes de la naturaleza, ya que  trabajan en armonía con la gravedad, la fricción, la exposición mínima y la compresión simple, sin esfuerzos tangenciales. Son estructuras tremendamente estables y sólidas, con muros que llegan a 1 metro de espesor.  Ha sido testada su resistencia ante terremotos, incendios, inundaciones e incluso impactos de bala. Debido al elevado índice de masa-térmica, unido a las técnicas de climatización pasivaque se aplican en su construcción, estas casas disfrutan de un excelente comportamiento bioclimático, resultando cálidas en invierno y muy frescas en verano. En consecuencia, necesitan muy poca energía para calentarse y prácticamente ninguna para refrigerarse. También ofrecen una alta calidad en aislamiento acústico y electromagnético. A su gran durabilidad, debido a los materiales utilizados en su construcción (tierra y cal) se le suma el hecho de que estén a salvo de la carcoma y otros xilófagos. Su mantenimiento es mínimo, y debido a la facilidad del sistema constructivo empleado, los propietarios de la casa pueden participar en su construcción, guiados por un equipo de técnicos cualificados o bien pueden convertirse en proyectos de auto-construcción, tras una adecuada formación.

 DSC06719

Estas son algunas de las ventajas que pueden disfrutarse al construir tu casa con Superadobe, sin olvidar otras, no tan técnicas aunque no menos importantes, como el favorecer la cooperación entre personas que se ayudan mutuamente a construir, y la recuperación de un conocimiento perdido aunque fundamental para las personas, como es el saber construir un techo para tu familia, a partir de los materiales que te ofrece la naturaleza, sin complejos procesos técnicos ni materiales sintéticos.

8 Comments

 

1. El proceso de construcción de una casa bajo la técnica de Superadobe utiliza como material principal la tierra, previamente analizada su composición para su estabilización óptima con cal u otros mejorantes, tras lo cual es introducida y compactada dentro de unos tubos de polipropileno biodegradable por exposición solar, que se ensamblan generando espacios abovedados o semiesféricos (Domes).

 

drenaje

2. Debido a la particularidad de la estructura en bóveda y su preparación para un comportamiento anti-sísmico, la cimentación del edificio se realiza con este mismo sistema, reposando sobre una capa de drenaje en zahorra ó grava y sistema de conductos de drenaje, en caso necesario.

 

3. Las bóvedas se consiguen por aproximación de hiladas, aplicando como material cohesionador y antideslizante entre cada hilada, alambre de espino galvanizado de alta resistencia.

Aprox hiladas

4. La mezcla que constituye los muros está compuesta por arena, arcilla, cal y agua,  en proporciones especificas para que el resultado sea óptimo desde el punto de vista constructivo.

 

5. Es preciso realizar un análisis de las tierras que se utilizarán en la mezcla, estudiando la proporción y características de las arenas, arcillas y demás componentes, para obtener el resultado óptimo en cuanto a resistencia a la compresión y cohesión y durabilidad del material de adobe. Según las características de las tierras utilizadas, las necesidades de la estructura y su función, pueden variar bastante las proporciones de los componentes. Durante la construcción se toman muestras aleatorias y se analizan desde el punto de vista estructural y de durabilidad.

Grosor muro6. La estructura, levantada a cotas, ofrece un muro que puede oscilar entre 40 a 100 cm de espesor, que es el considerado adecuado para responder a las solicitaciones de seguridad estructural, constructivas, de aislamiento, etc.

 

 

 

 

 

 

7. El proceso de construcción de la casa, termina mediante la fase de revocado exterior e impermeabilización. Esta fase se realiza con una mezcla de cal, arenas, arcilla, fibras y aceites naturales, además de una pintura impermeabilizante final ecológica al silicato, que permite la transpiración natural de la estructura, pero impide la entrada de toda posible entrada de agua, para evitar humedades.

Foto I

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8. En el interior, se aplican revocos en adobe utilizando cal y/o yeso como materiales estabilizantes naturales.

Diapositiva1