Acción Humanitaria ante la Acción Humana

Por Bárbara Mas

En los años recientes hemos podido observar de forma cada vez más evidente, las consecuencias de la actividad técnica y económica humana, la cual está provocando desastres ecológicos, geofísicos y medioambientales que afectan a la vida de todos y cada uno de nosotros y devasta regiones enteras del planeta.

 La acción humana sobre el Planeta

No es un secreto que en las últimas décadas el número de inundaciones, huracanes, terremotos, anomalías meteorológicas extremas y otros factores altamente negativos para la civilización se han incrementado de forma drástica.

Las grandes megalópolis y la concentración industrial con necesidades  energéticas intensivas han conducido a la generación de alteraciones electromagnéticas globales, afectando al estatus geofísico del planeta y ocasionando cambios climáticos a escala mundial. La tala desproporcionada de árboles está devastando las selvas; afectando de manera inexorable a la formación de huracanes, ciclones, tifones, tsunamis, que azotan a países como Indonesia y Filipinas. También las recientes ciclogénesis explosivas y temporales de nieve que afectan a países como EEUU, Inglaterra y España están relacionadas con la deforestación, ya que las grandes masas arbóreas del planeta juegan un  papel decisivo en el equilibrio bioclimático; La contaminación de los fondos marinos con todo tipo de vertidos químicos y residuos nucleares, la isla de desperdicios plásticos (en el Pacífico Norte) se estima alcanza 3 veces el tamaño de la Península Ibérica (1,7 millones de Kmcuadrados); la emisión de CO2 debido a los combustibles fósiles, junto a la reducción en la producción de oxigeno que nos proporcionaban los pulmones verdes mundiales, han provocado un incremento neto de la concentración de CO2 en la atmósfera; los escapes radiactivos en centrales nucleares,  etc.

Además de esto, las guerras, terrorismo y agresiones humanas dejan a millones de personas desplazadas, con un daño invaluable para la vida humana y la propiedad. En el mundo actual, hay 100 millones de personas sin techo y más de 1 billón tiene alojamientos precarios, según informes de las Naciones Unidas.

Todo esto nos debe hacer plantearnos nuevas preguntas. Es una necesidad esencial el educarnos a nosotros mismos y a nuestros hijos para actuar en armonía con la naturaleza, en lugar de insistir en dominar e interrumpir los procesos medioambientales.

 El asunto de la vivienda

El informe anual de ACNUR, “Tendencias Globales” muestra que a finales de 2012 más de 45,2 millones de personas se encontraban desplazadas forzosamente de sus hogares. Esta cifra incluye a refugiados, solicitantes de asilo y personas obligadas a huir dentro de las fronteras de sus propios países.

Desplazados a través de fronteras
Informe gráfico sobre desplazados a través de fronteras internacionales 2003-2012. ACNUR 2013

Existe una solución sostenible para solventar la situación de estos millones de desplazados sin hogar. La vía es enseñar a la gente a utilizar la tierra que tienen bajo sus pies, para poder construirse un refugio. Una tecnología tan simple, basada en principios de la sostenibilidad y las formas ancestrales de construcción existe hoy en día.

 Este concepto fue presentado originalmente a la NASA para la construcción de hábitats en la Luna y Marte (Velcro-Adobe Project) y después se sometió a investigación y desarrollo, en una búsqueda por encontrar una repuesta al cobijo humano aquí en la tierra. Esta sencilla tecnología fue presentada en el “Primer Simposium para Bases Lunares y Actividades Espaciales del Siglo 21” patrocinado por la NASA. Posteriormente se presentó en el Laboratorio Nacional de Los Álamos. Ha sido aprobado y utilizado en el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (UNDP),  Alta Comisión para Refugiados (UNHCR) e Instituto para Entrenamiento e Investigación (UNITAR) de las Naciones Unidas.

superadobe una solución
Campamento de refugiados de Pakistán, con Superadobe. The Strategic Actions Social Impact (SASI) Foundation & Cal-Earth. Pakistán, 1998.

La tecnología de Superadobe ha sido legada por expreso deseo de Nader Khalili, su creador,  a al servicio de las causas humanitarias, regulando mediante patentes, las licencias para su uso comercial.

Técnica de superadobe
Aldeas Infantiles SOS. Domoterra 2012

El Superadobe utiliza los materiales bélicos – sacos rellenos de tierra y alambre de espino – para fines pacíficos, integrando la arquitectura tradicional con los requerimientos de seguridad modernos, para empoderar a las personas en la construcción de sus propios hogares.

 Esta tecnología permite no solo construir refugios y hogares permanentes saludables y de calidad, sino además resistentes a terremotos, inundaciones, huracanes e incendios. Las estructuras construidas con tierra poseen una capacidad de climatización pasiva excelente, reduciendo las necesidades energéticas de la vivienda. Inocuas a los ataques de insectos, gozan de un ideal aislamiento acústico y de ondas electromagnéticas exteriores.

Los materiales de construcción en proyectos humanitarios  y de cooperación al desarrollo

El Superadobe es una técnica perfecta para desarrollo de acciones humanitarias enfocadas a la construcción de refugios temporales de emergencia, o a la reconstrucción permanente de viviendas arrasadas por una catástrofe. Los materiales utilizados se pueden obtener localmente, tanto el saco (utilizado para el almacenamiento de alimentos), como el alambre de espino son materiales de fácil acceso en todo el mundo, y la tierra, como material básico, puede ser extraída in-situ, de forma esta técnica posibilita la construcción en áreas remotas y de difícil accesibilidad.

Proyecto de Cooperación Internacional. Tommaso Bazzechi. Africa for People, Kenia
Proyecto de Cooperación Internacional 2012. Tommaso Bazzechi. Africa for People, Kenia

Los medios mecánicos no son imprescindibles en su ejecución, necesitando muy pocas y sencillas herramientas, que son fáciles de obtener localmente, o incluso fabricar de forma casera, si fuera necesario.

La implementación del Superadobe como sistema constructivo en acciones humanitarias reduce entonces los costes de materiales necesarios, elimina los costes de transporte de dichos materiales hasta las zonas de actuación, y redunda por tanto en un aligeramiento en los costes de proyecto. Este hecho podría favorecer los incentivos económicos al personal técnico, sin impedir los ahorros globales expuestos. Cuidando a los que cuidan.

Construcción de un centro de reunión para mujeres en México. Ulises Ramirez.
Construcción de un centro de reunión para mujeres en México. Ulises Ramirez.

Fuentes consultadas:

  • Emergency Sandbag Shelter and Eco-Village: How to Build Your Own. By Nader Khalili
  • EL DERECHO A LA VIVIENDA. Un derecho humano fundamental estipulado por la ONU y reconocido por tratados regionales y por numerosas constituciones nacionales [http://www.cetim.ch/es/documents/bro7-log-A4-es.pdf]
  • Viaje a la isla de basura. Espores, Revista de divulgación científica del Jardín Botánico de la Universidad de Valencia. [www.espores.org]
  • El informe anual de ACNUR, “Tendencias Globales” [http://www.acnur.org/t3/fileadmin/scripts/doc.php?file=t3/fileadmin/Documentos/Publicaciones/2013/9180]

 Compártenos en:

facebook-logo

Twitter_logo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *